HomeOpinión 3.0La República, la dictadura y el exilio español marcaron a mi familia. 2a parte.

La República, la dictadura y el exilio español marcaron a mi familia. 2a parte.

La República, la dictadura y el exilio español marcaron a mi familia. 2a parte.

Citlali Martinez Cervantes

El Gral. Cárdenas, el pueblo de México y sus diplomáticos en Europa, solidarios con el exilio.

El Quinto Regimiento.
Con el quinto, quinto, quinto,
Con el quinto Regimiento,
Marcha lo mejor de España,
La flor más roja del pueblo.
Si me quieres escribir
Ya sabes mi paradero.
En el frente de Madrid,
Primera línea de fuego.

Desde el triunfo de la República en 1931, el Presidente de México Gral. Lázaro Cárdenas siguió muy atento el desarrollo de los acontecimientos, se identificó con este Gobierno y le brindó toda su solidaridad, apoyado por un extraordinario cuerpo diplomático en Europa: Gilberto Bosques, Isidro Fabela, Narciso Bassols, así como el Embajador de España en México Félix Gordon Ordas.

Luego del golpe de estado y desde el inicio de la guerra civil, apoyó al Gobierno legalmente constituido, basado en los principios que han caracterizado a la política exterior de nuestro país: la auto determinación de los pueblos y la no intervención de gobiernos extranjeros, refiriéndose a la intervención de Alemania e Italia, que respaldaron el golpe de Francisco Franco.

MADRID.
De Rafael Alberti.
Madrid, corazón de España,
Late con pulso de fuego,
Si ayer la sangre te hervía,
Hoy con más calor te hierve.

Fue la primera vez que México participó decididamente, apoyando a un gobierno extranjero, desde varios aspectos: la participación de sus diplomáticos ante la Sociedad de las Naciones (antecedente de la ONU), exigiendo el apoyo al gobierno español; el envío al ejército republicano de víveres, ropa, 20,000 fusiles y 20 millones de cartuchos (Dolores Pla Brugal. Los Niños de Morelia); y, lo más importante, en 1937, la adopción de 500 niños víctimas de la guerra, que fueron instalados en el Internado España-Mexico. Además, en 1938 invitó a un pequeño grupo de distinguidos intelectuales españoles, para crear la Casa España, que luego se convirtió en el Colegio de México y que serviría para recibir a más refugiados. En 1939, derrotada la República y establecida la dictadura, cientos de miles de ellos cruzaron los Pirineos, muchos de los cuales terminaron en campos de concentración en Francia. De inmediato los diplomáticos, con la anuencia de Cárdenas, se movilizaron para rescatarlos, llegando el 13 de junio de ese año al puerto de Veracruz el buque Mexique con el primer grupo de exiliados. En total, fueron como 20,000 exiliados los que llegaron a México, no solo intelectuales y artistas, sino de todos los oficios, profesiones, estratos sociales.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: