HomeDerechos Humanos¿Llega a su fin la televisión pública en México?

¿Llega a su fin la televisión pública en México?

¿Llega a su fin la televisión pública en México?

Pedro Cervantes / @thachiskin

Con el apagón analógico que está programado para que se genere en todo el territorio nacional el 31 de diciembre del presente año, puede llegar a su fin la televisión pública y cultural del país, la cual no cuenta con la tecnología digital para las nuevas trasmisiones, lo cual dejaría a las empresas televisivas privadas como únicas transmisoras.

Susana Solís titular de la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturares de México, como lo son el canal 11, Tv UNAM, Canal del Congreso, Canal Judicial o los canales estales como el Sistema Michoacano de Radio y Televisión (SMRTV), ha alertado que la televisión pública se puede minimizar y ya no competir con las televisoras privadas, ya que no cuentan con la tecnología para transmitir.

Señaló, que el gobierno debe proporcionar 2 mil 700 millones de pesos para la actualización de todos los canales públicos, según la ley debe ponerlas al igual de condiciones que las privadas, advirtiendo que el cambio de tecnología no se puede lograr este mismo año, por eso pidió a la comisión de la cámara de diputados, cambiar el apagón analógico hasta el 31 de diciembre del 2016.

En algunos estados donde ya se generó el cambio de transmisión, la televisión estatal ha salido del aire, el ejemplo claro es Nuevo León. El 24 de septiembre se acabó la televisión analógica y empezó la digital, Canal 23 de Nuevo León que estaba a cargo del estado, dejó de transmitir en 41 de los 51 municipios, por no tener la tecnología suficiente, pues sólo una antena  de las 36 puede trasmitir de forma digital.

Aunado a esto, la nueva forma de transmisión,  deja de lado a importantes sectores de la sociedad, la cual si no está en un programa de Sedesol o en una clase social alta, no tendrá acceso a la televisión. Sedesol entrega televisiones a las familias que están en sus programas, dejando de lado a las clases medias, que se imposibilitan en adquirir un aparato para lograr recibir la trasmisión.

Esto ha generado un problema a nivel nacional, ya que solo se han entregado 6 millones de televisiones, de las 14 millones que se deben entregar en menos de 2 meses para que se pueda lograr la transmisión de digital el 1 de enero del 2016.

Por su parte Gabriela Molina Aguilar, titular del SMRTV, ha declarado que tampoco cuenta con la tecnología suficiente para entrar a la era digital, y es por esto que ha pedido al gobierno federal que se posponga el apagón, pero también que se le otorgue el recurso suficiente para la modernización de las instalaciones y las antenas transmisoras.

Molina Aguilar, comentó que: “El Sistema ha realizado en tiempo y forma los trámites competentes requeridos para transitar de permisionarios a concesionarios pero nuestro principal problema es el tiempo, ya que el proceso de transformación tecnológica lleva al menos seis meses por lo tanto la prórroga es fundamental para las televisoras públicas”

El problema de las televisoras estatales es el mismo, la falta de tecnología e iniciativa de los gobiernos para invertir en ellas. Estas televisoras son importantes, ya que no transmiten el mismo contenido chatarra, como las grandes televisoras del país, y tratan de enfocar sus trasmisiones a contenidos educativos y culturales.

Por su parte los canales que más apoyan a la cultura mexicana, por sus contenidos televisivos, es Canal 11 del politécnico nacional, Canal 22 de la UNAM, el Canal del Congreso y el Canal Judicial. Si el apagón sucede en la fecha programada, los mexicanos nos quedaremos sin contenido de calidad gratuito.

Además de que pueda suceder que el gobierno se olvide de estos transmisores y los deje olvidados, sin entregarles el recurso que ocupan para sus transmisiones.

La televisión financiada por el Estado, es posible y además rompe con el monopolio informático,  pues en Argentina en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, se incentivó esta medida, con buenos resultados, por ejemplo la trasmisión de partidos de fútbol completamente gratuitos, lo que hace que se democratice y se llegue a un público más amplio.

Es importante resaltar que puede ocurrir lo contrario, como en el caso de España, donde las televisoras estatales han monopolizado la información, y el gobierno las utiliza para generar sus concesos y permear en la opinión pública.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: