HomePolíticaLos asesinatos que el gobierno de Michoacán no pudo disimular

Los asesinatos que el gobierno de Michoacán no pudo disimular

Los asesinatos que el gobierno de Michoacán no pudo disimular

Sarai Díaz / @Sarai3_0

Morelia, Michoacán.- Durante los dos años de administración de Fausto Vallejo Figueroa, han sido asesinados cuatro presidentes municipales y un diputado local; hasta ahora ninguno de los cinco crímenes ha sido esclarecido en su totalidad.

Los homicidios de dos alcaldes y un diputado perredista, un edil panista y otro priista han sido vinculados con el crimen organizado, varios de ellos ya habían sido amenazados de muerte, incluso habían sido víctimas de atentados. Sin embargo, el gobierno no les otorgó la seguridad necesaria o en su caso les fue retirada.

Tras el asesinato de Wilfrido Flores, alcalde de Nahuatzen, el secretario de Gobierno en Michoacán, Jesús Reyna García, expresó que ningún alcalde hasta ese momento, había pedido seguridad personal. Añadió que en el país había una situación similar de inseguridad, sin embargo se estaba trabajando para disminuirla.

A nueve meses de haber ocupado Fausto Vallejo la gubernatura de Michoacán, María Santos Gorrostieta Salazar, ex alcaldesa perredista de Tiquicheo fue encontrada muerta en un predio conocido como ‘El Chupadero’.

El cuerpo presentaba signos de tortura y según la necropsia murió de un fuerte
golpe en la cabeza. Anteriormente había sido víctima de dos atentados, que le dejaron diversas marcas en el cuerpo, uno en 2009, donde murió su esposo y otro en 2010.

El 5 de febrero de 2013, fue asesinado de un disparo en la cabeza, el alcalde priista del municipio de Nahuatzen, Wilfrido Flores Villa, mientras comía en un restaurante de Pátzcuaro.

El 7 de noviembre de 2013 fue hallado muerto en su vehículo, el edil perredista de Santa Ana Maya, Ygnacio López Mendoza, en primera instancia se rumoró que había sufrido un accidente automovilístico. La necropsia dio como resultado que la muerte fue ocasionada por asfixia y traumatismo de cuello.

Un día después, la Secretaría de Gobernación dio a conocer que se había tratado de un asesinato, y que se iniciarían con las investigaciones. Hasta hoy no se ha dado con el paradero de los asesinos.

Anteriormente, López Mendoza había expuesto ante la mesa directiva de la ALMACC, las amenazas de muerte de las que había sido víctima. En octubre de 2013 realizó una huelga de hambre frente a San Lázaro, para pedir más recursos a su municipio.

El 11 de septiembre 2013, el diputado local del perredista, Osbaldo Esquivel Lucatero, fue asesinado a machetazos, supuestamente mientras daba una entrevista al reportero de Apatzingán, Pablo Madriz, quien también resultó herido. Los hechos ocurrieron debajo del puente vehicular desviación a la antigua carretera a Pátzcuaro.

La última víctima fue el edil de Tanhuato, Gustavo Garibay García, quien fue asesinado por un grupo de hombres armados, el pasado sábado 22 de marzo, cuando este salía de su hogar. El 31 de octubre de 2012 sufrió un atentado donde logró salir vivo.

Tras su agresión le fue asignada una escolta para reguardar su seguridad, sin embargo en el mes de agosto del año pasado le fue retirada, ante esto el alcalde pidió al secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y al gobernado Fausto Vallejo, le asignaran nuevamente la seguridad, sin embargo su petición nunca tuvo respuesta.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: