HomeRevolucionesLos Caballeros Templarios fueron adiestrados en el extranjero: PGR

Los Caballeros Templarios fueron adiestrados en el extranjero: PGR

Los Caballeros Templarios fueron adiestrados en el extranjero: PGR

Revolución TresPuntoCero

Los gobiernos de Estados Unidos, Israel y Egipto capacitaron a un grupo de élite, ahora miembros del cártel de los Caballeros Templarios, “en el arte de la guerra y de la inteligencia que utilizan como estrategia para el trasiego de drogas, lavado de dinero, infiltración de las estructuras militares y gubernamentales y realizar operativos de asalto”, afirma una investigación realizada por la revista mexicana Contralínea.

Publicado el pasado domingo, el reportaje de investigación asegura que se trata de un cuerpo especializado que fue entrenado cuando los miembros formaban parte de las Fuerzas Armadas, mismos que cuentan con un tipo de armas a las que no tienen acceso los militares mexicanos, de acuerdo a un expediente abierto de la Procuraduría General de la República (PGR), se trata de la documentación del proceso penal 121/2011, en contra de Martín Rosales Magaña o Juan Cervaantes Espinoza, alias el Terry o la Borrega.

Conforme el expediente, cita la revista, los miembros de los Caballeros Templarios son capaces de realizar “[…] despliegues rápidos por tierra, mar y aire; de hacer operaciones de emboscada, de realizar incursiones, de organizar patrullas. Son francotiradores especializados. Pueden asaltar edificios y realizar operaciones aeromóviles y de búsqueda y de rescate de rehenes; poseen armas del uso exclusivo de las Fuerzas Especiales que ninguna otra unidad militar posee, como las pistolas HKP-7 y los fusiles G-3 a los que se les puede incorporar granadas.203”.

El documento abierto por la PGR, se trata de declaraciones ministeriales de Martín Rosales Magaña y el testigo protegido Emilio, dos de los fundadores de los cárteles de La Familia Michoacana y los Caballeros Templarios, quienes revelan la composición de las organizaciones delictivas.

Dentro del proceso penal al que Contralínea tuvo acceso, la agente ministerial Anduaga Goicochea, consideró que los grupos delictivos cuentan con una “alta capacidad de entrenamiento militar en operaciones de logística, armamento sofisticado, tecnología, y cuyos líderes recibieron entrenamiento de gobiernos de Estados Unidos, Israel y Egipto”.

La documentación asegura que los “cabecillas, sicarios, operadores financieros, halcones y escoltas del cártel poseen ametralladoras M-16, fusiles MGL, ametralladoras M249, calibre 5.56, las cuales fueron usadas por primera vez por elementos del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) en 1994, en Chiapas, en contra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional”.

El expediente señala a los Caballeros Templarios como “un grupo radical que actúa a través de la violencia como su carta de presentación”, que entre sus actividades destacan la protección y extorsión como principal actividad de lucro; ejecución de enemigos y asesinatos de políticos; custodia y traslado de drogas; operaciones de seguridad para sus miembros; secuestros y ejecuciones, entre otras.

En el caso de La Familia Michoacana advierte que ha ejecutado “a modo de venganza a diversos funcionarios como presidentes municipales, síndicos procuradores y elementos policiacos, además de haber cometido delitos de orden federal, “incluso han logrado infiltrarse en esferas de poder donde les proporcionan información, corrompiendo a servidores públicos de los tres niveles de gobierno, para el control del tráfico de drogas, secuestrar empresarios, vigilar en los estados donde operan, utilizar sicarios para matar a la gente contraria a la organización y acciones de custodia y vigilancia”.

De acuerdo a declaraciones de Rosales Magaña, fue en mayo del 2006 cuando al formarse los Caballeros Templarios, se le declaró la guerra a La Familia Michoacana repartiendo volantes y pegando mantas con amenazas de aplicar la pena capital a quienes a poyaran a los segundos, a quienes acusaron de “traidores a la patria”.

Magaña aseguró que en este periodo cuando se produjo supuestamente la muerte de Nazario Moreno, El Chayo, con lo cual “La mayoría de los jefes de plaza se pasaron al bando de los Caballeros Templarios, y los que quedamos de La Familia Michoacana, al mando del Chango Méndez y yo como segundo de abordo, nos retiramos a nuestras plazas a resguardarnos”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: