HomeLo más leídoLos Caballeros Templarios traficaban con plazas educativas: SAC

Los Caballeros Templarios traficaban con plazas educativas: SAC

Los Caballeros Templarios traficaban con plazas educativas: SAC

Morelia, Michoacán.- El extinto cártel de Los Caballeros Templarios y su líder, Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, traficaban con plazas en el sector educativo, que llegaron a vender hasta en 300 mil pesos, reveló el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

El mandatario estatal señaló que el colapso en materia educativa y la constante confrontación con el magisterio surgió cuando se incrementaron, hasta en un 40 por ciento más de lo permitido por la Federación, las plazas otorgadas a maestros, pero el fenómeno que más impactó, dijo, fue el tráfico de plazas laborales.

De acuerdo al gobernador michoacano, la injerencia del crimen organizado en diversas áreas llegó a tal grado que incluso, el cártel hegemónico traficaba con las plazas de maestros.

“Pero el fenómeno más grave que tuvimos fue el tráfico de plazas, en donde se empezaron a vender las plazas, al grado tal que se metió la delincuencia organizada al tráfico de plazas; las vendían más o menos a 300 mil pesos. Hasta ‘La Tuta’ andaba metido en la venta de plazas de maestras y maestros, siendo profesor también él; estaba en la nómina hasta por ahí del 2011”, detalló Aureoles Conejo.

El titular del Ejecutivo Estatal mencionó que esa dinámica, se convirtió en un negocio: “Si cada plaza se vendía hasta en 300 mil (pesos), de mil plazas son 300 millones (de pesos), pues se vuelve un negocio muy jugoso y atractivo para la delincuencia. Hasta difuntos hubo en la Secretaría de Educación (del estado) y una red de corrupción y de tráfico de las plazas”, expuso.

Aureoles mencionó que dentro de esa red de corrupción, algunas plazas laborales fueron retiradas a sus titulares, y entregadas a otras personas, sin embargo, cuando los afectados indagaban el origen del retiro de su plaza, ya no podían actuar legalmente.

“Cuando se llegaron a percatar que esa plaza ya la tenía otra maestro u otro maestro casi siempre fue demasiado tarde, porque ya había pasado por lo menos un año en que el que tenía la plaza indebidamente empezó a cobrar. Entonces, al año ya hay derechos y entonces, se convirtió en un verdadero lío de carácter judicial, porque quienes tenían la plaza mal habida o como haya sido se ampararon y al que realmente le tocaba se quedó sin su plaza”, explicó. 

La reforma educativa, que incluye la no herencia de plazas y la no entrega de plazas automáticas para egresados, acabó con este conflicto.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: