HomeLo más leídoLos conceptos sociales, Marxismo y Universidad

Los conceptos sociales, Marxismo y Universidad

Los conceptos sociales, Marxismo y Universidad

Pável Uliánov Guzmán @PavelUlianov

Desde sus orígenes, el pensamiento marxista ha sido atacado implacable y sistemáticamente, sin embargo, es a partir del último tercio del siglo XX, bajo el contexto de la caída de socialismo en Europa y el empoderamiento del neoliberalismo, cuando sus conceptos y categorías empiezan a ser desplazadas por nuevos constructos, entre ellos, la categoría clase social, ha sido paulatinamente suplantada por el concepto de grupo social.

La categoría clase social, concepción esencial para el análisis y transformación de la realidad, ha sido desterrada paulatinamente del escenario de la investigación científica por un concepto aséptico, no cargado de ideología, el concepto de grupo social. Este cambio de paradigma, forma parte del canje de todo un arsenal de herramientas ideológicas que buscan legitimar y justificar el orden de las cosas.

Esta llamada “revolución conceptual” fue institucionalizada a partir de la década de 1970 por Michael Crozier con su obra “The Crisis of Democracy”. Desde entonces, progresivamente conceptos claves del marxismo como contradicción o revolución, fueron remplazados por conceptos inocuos tales como crecimiento, movimientos sociales, géneros, religión, discriminación, gobernanza, cambio social, etcétera.

Bajo este contexto, otros constructos como dialéctica, plusvalía, capital, lucha de clases, entre otros, fueron mutilados en su esencia, extrayéndoles sus cualidades, su aspecto histórico y lógico, para convertirlos en simples guías taxonómicas, cuyo alcance en el mejor de los casos, únicamente describe la superficie del fenómeno que representan.

De la concepción de revolución, se pasa a la idea de los movimientos sociales, de la lucha de clases como motor de la historia, a los actores sociales, del marxismo al eclecticismo, de la dialéctica materialista a la dialogicidad crítica, de la investigación científica basada en la concepción científica del mundo, a la indagación fáctica en lo social.

Los intelectuales orgánicos, a diferencia de la segunda mitad del siglo pasado, han olvidado el concepto de revolución, por el contrario asumen en su mayoría, la defensa del orden, el conservadurismo y la “paz social”.

En resumen, en la mayoría de las actuales investigaciones sociales, generalmente se emplea el cuerpo doctrinal de disciplinas fáciles de controlar, tales como la nueva sociología, la antropología o la etnografía, así mismo, la crítica a las ideas de revolución y lucha de clases, constituyen la piedra angular sobre la cual se construye las reflexiones en torno al devenir social.

Por último, estas transformaciones conceptuales traen consigo el objetivo de priorizar lo particular sobre lo general, lo que cambia la forma de concebir el análisis de la realidad, en otras palabras, se busca que los árboles no permitan ver el bosque, el propósito final, es que se perpetúe el statu quo de miseria y explotación rapaz.

Facebook: https://www.facebook.com/PavelUlianov
Email: pavel-ulianov@hotmail.com

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: