HomeEspecial fotográficoLos ojos de Villas del Pedregal

Los ojos de Villas del Pedregal

Es de noche y en la esquina que une los edificios y las casas Duplex (O triplex) de la etapa cuatro del fraccionamiento Villas del Predegal, se junta la ronda de vigilancia. Hombres de negro con gorra; lampara, un tolete y esposas, posiblemente gas pimienta, una flauta y un silbato. Regularmente el recorrido lo hacen solos, cada quien por su lado.

Esta ocasión van juntos o en dos grupos. Calle a calle la flauta suena y rompe el silencio, es la señal de que van pasando, el perro ayuda mucho; olfatea y está alerta.

En Villas del Pedregal siempre está llegando gente ya que algunos lo hacen tarde y otros salen temprano.

De una calle a otra se escucha la flauta del compañero vigilante; no se diga dentro de las casas, ese sonido les dá confort a los vecinos que ya saben como es el movimiento nocturno. Flauta es igual a rondin y silbato significa que hay alarma y que hay que salir a enfrentar a algún ladrón.

El rondín sigue y es hora de juntar los grupos para ir a “los pasos”, es decir, pequeñas brechas que conectan con el fraccionamiento La Hacienda y que reduce hasta 20 minutos de tiempo y caminata; sin embargo “ es peligrosisisimo” dice Cesar Chavez, encargado de la seguridad en esa zona. “teníamos muchos problemas aquí” y es que el cruce es completamente oscuro, terracería y flora masiva.

Al llegar al lugar y apuntar las lamparas hacia “la boca del lobo” un par de personas salen y comentan “por ahí se escuchó algo” sobre la malesa, y moviliza a los vigilantes. Uno de los denunciantes usa una moto cross y la mujer camina y se retira.

El joven acompaña y ayuda un poco, sin ningún éxito, el ruido es posible que fuera un animal o una distracción. “aquí tenían hasta casitas de cartón para esperar a las víctimas y quitarles su celular” comenta Cesar al referirse a los maleantes que hacían robos ahí, sin importar el día o la noche.

En la zona de casas, un joven sorprende y alerta a los que hacen el rondín, el joven se regresa y obliga a que lo revisen, es sospechoso. Sin embargo el está limpio, solo fuma un cigarro y camina hacia su casa por un lugar poco seguro como es el famoso “paso”.

El viernes 28 de febrero, Odin García, representante del Concejo Mayor de Villas del pedregal, organizó un Conversatorio en torno al tema de la seguridad de la cuarta etapa; se realizó en los locales comerciales donde de igual forma funcionan como aulas de la primaria que no tiene edificio; en un local se da clase, en otro se habla sobre la estrategia de seguridad que se va a seguir en el futuro. Representantes de Guardia Nacional (GN), vecinos y otros sectores de la sociedad debatieron lo que se viene.

Ahí, el Coronel de Infantería de la Guardia Nacional, Francisco Javier Mercado Gamiño platicó que en las mesas de seguridad no se tiene a Villas del Pedregal como foco rojo, además habla sobre el nuevo cuartel que se encuentra en construcción: “Nuesta base ya está casi lista, vendrán 200 elementos con sus familias, aquí van a vivir, se van a mezclar”.

Además agregó que por lo pronto “tendremos dos patrullas en la entrada revisando aleatoriamente, dando recorridos para que sepan dónde está Guardia Nacional”.

Durante el conversatorio, en la calle, elementos de la GN vigilan el lugar, es la escolta del mando y también una patrulla de Policía Michoacán recorre la calle y hace una revisión a dos personas casi frente al evento; “nomás porque están los soldados” comenta un vecino que compra carne en referencia al evento. El evento finaliza con los compromisos de trabajar todos en conjunto para atender la zona.

Para Odín Garcia este evento es importante, en la etapa 4 donde se implementan las acciones de rondines de vigilancia y alarma vecinal, afirma que en 4 meses no ha existido el robo a casa habitación, transeuntes o vehículos. Sin embargo, “Nosotros no podemos con balaceras o cosas así, pero podemos activar botones de emergencia para saber dónde están los ladrones”.

Sobre el evento, destaca que “Invitamos a la Comisionada (Julissa Suárez Bucio, Comisionada de seguridad de Morelia), invitamos al Estado y no llegó, hoy vino Guardia Nacional y dicen que van a implementar, pero nos da tristeza, somos el numero 1 en feminicidios según cifras de la Fiscalía (Fiscalía General del Estado de Michoacán).

En la ronda nocturna, el grupo de vigilantes llega a lo que popularmente llaman “el Bronx”. Este es un conjunto habitacional de edificios de 5 pisos; rayados y desgastados algunos. Al centro hay una plancha que funciona como estacionamiento y area verde.

Saludan a los vecinos desvelados, y platican con otros que caminan por la zona. En algún punto, suben hasta el quinto piso a revisar un departamento.

“Ahí son cuevas de los ladrones, se drogan todo el dia” comenta Cesar Chávez. Estos departamentos son abandonados por sus dueños y son invadidos; rompen cerraduras, quitan focos y almacenan cosas como ropa robada de los vecinos, aparatos electrónicos, “puntas” para asaltar; incluso hasta las tarjas se roban y venden.

Como estos lugares hay muchos, los dueños nunca aparecen y para algunos vecinos lo ideal sería crear bibliotecas públicas en esos espacios abandonados “en lugar de que se droguen”.

Las flautas se siguen escuchando porqué los rondines continuan, los vecinos confían en su seguridad, en su flauta y en su silbato. Al menos en 4 meses sin robos, han disfrutado la recompensa de 7 años de trabajo en esa materia.

Aproximadamente 4 mil personas duermen en ese momento en esa etapa, mientras Alonso Barrera, vigilante vecinal, prende su lámpara y apunta a los tinacos donde “ se esconden las ratas” en la azotea de un edificio en Villas del Pedregal.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: