HomeSexualidadLubricantes para todos los que buscan tener sexo más placentero

Lubricantes para todos los que buscan tener sexo más placentero

Si todavía no consideras el lubricante como un esencial en tus relaciones sexuales, te tenemos interesantes datos y opciones para que cambies de opinión.

Su uso facilita la penetración y hace que exista más placer en él y en ella, pues cuando hay sequedad vaginal puede haber molestias en ella y en él. El gel permite relaciones más agradables, el gel lubricante es hipoalergénico y compatible con todos los preservativos.

 

¿Cuándo usar un lubricante sexual?

Los expertos lo recomiendan cuando hay sequedad vaginal, también cuando el pene es muy grande o la vagina es muy estrecha, el lubricante previene el dolor postcoital.

El lubricante es buena opción a la hora de practicar el sexo anal, pues el ano no es una zona hecha anatómicamente para la penetración, pues aunque excita y dilata no tiene función de lubricación.

También se recomienda su uso con los juguetes sexuales u otros objetos, pues el gel te ayuda a tener una penetración más suave y evita la irritación si te masturbas con un objeto mucho tiempo.

 

Tipos de lubricantes sexuales

Las mujeres tienen más placer cuando utilizan lubricantes sexuales, pues hay menos fricción.

A base de agua: Muchos recomiendan los lubricantes a base de agua, son más baratos y menos agresivos con la vagina, pero se evaporan fácilmente, por eso es recomendable volverlo a aplicar cuando termine su efecto.

Lubricantes a base de silicón: Duran más tiempo sin perder su efecto, son ideales para tener sexo en agua, pero no se recomiendan para el sexo oral, tampoco para los juguetes de silicón, pues se te pueden echar a perder y pierdes tu diversión.

Puedes conseguir lubricantes con sabor, aroma, biológicos, comestibles, calientes y hasta anales con dilatador.

Al momento de elegir son mejores los que están hechos a base de agua y evitar los de aceite o la vaselina, pues provocan infecciones y pueden modificar el ph de la piel de las mujeres.

No es necesario utilizar mucho, pon una o dos gotas en la punta del pene, en el clítoris o en la vulva, puedes humedecer los dedos con algunas gotas e introducirlos en la vagina, no uses demasiado o tendrás problemas serios.

Evita los lubricantes caseros, pueden dañar tu piel, la saliva no puede contarse como lubricante sexual natural.Recuerda guardarlo en un lugar fresco y sin que los rayos del sol tengan contacto en el frasco.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: