HomeEducaciónMatrícula “inflada”, manejó la anterior Rectoría en la UM

Matrícula “inflada”, manejó la anterior Rectoría en la UM

Matrícula “inflada”, manejó la anterior Rectoría en la UM

Una matrícula “inflada”, fue la que encontró la actual administración universitaria, misma que en mucho no representaba a la población estudiantil real en la institución, aunque la causa de que la anterior Rectoría manejara otras cifras “no se conoce”, señaló la secretaria administrativa de la Universidad Michoacana, Silvia Hernández Capi.

En el caso de Control Escolar, Hernández indicó que en total la matrícula en el Ciclo 2017-2018 fue de 39 mil 861 alumnos en total y no los más de 50 mil que siempre sostuvo Medardo Serna González, antecesor en el cargo.

Cuestionada respecto al porqué se habría dado esta cifra elevada y superficial sobre la matrícula universitaria, si fue un impacto generado por “imagen o confianza” institucional, la funcionaria afirmó desconocer las causas específicas, pero señaló que huelgas y paros influyen en la imagen de la Universidad; esta situación en particular, dijo, fue objeto de una auditoría, cuyos datos arrojó una población estudiantil menor a la que manejaban las anteriores autoridades.

En rueda de prensa de la Rectoría con los medios de comunicación, la funcionaria señaló que a cien días de haber tomado posesión el rector Raúl Cárdenas Navarro, los hallazgos al recibir la dependencia fue la falta de información, que ha sido la constante reportada por los funcionarios en el cargo desde enero de este año. Pagos pendientes –uno de ellos al OOAPAS que en días pasado estuvo a punto de cancelar el suministro de agua-, personal sin formalizar, procesos sin actualizar desde 1985 como en el catálogo de Puestos, un inventario inexistente sobre bienes y equipo, además de recursos aplicados y que se desconoce en qué, además de procesos sin licitación alguna, son parte de las irregularidades que se recibieron.

Sobre el número de personal en la UM, señaló que existen 4 mil 462 profesores y 2 mil 675 trabajadores de confianza, de base y de apoyo, lo que conforma un total de 7 mil 137 empleados laborando en la institución, además de pensionados y jubilados, que son 2 mil 326 personas.

Otras irregularidades reportadas, dijo, fue en cuanto a equipos deficientes y con los que fue difícil encontrar o “rastrear” la información, además de relaciones interpersonales “difíciles”” en la dependencia que influían en la efectividad de los procesos, al igual que un horario muy acotado para la atención de estudiantes y otros usuarios.

Hernández –quien reconoció que hay adeudos a los sindicatos de Profesores y Único de Empleados, además de los albergues estudiantiles-, señaló que se detectó también una falta de actualización en la base de datos relativos a titulaciones ante la Dirección General de Profesiones, situación que se regulariza, además de encontrar “problemas” como el que no se había formalizado la contratación de personal que se incorporó en la gestión anterior y cuyo crecimiento afirmó, se contuvo desde inicios del año.

Sobre los adeudos, destacó el del OOAAPAS, por 47 millones de pesos, derivado de la falta de pago del año anterior. Sobre el pago de alquileres en espacios externos, la funcionaria señaló que actualmente se pagan 39 inmuebles, principalmente albergues estudiantiles, aunque señaló que no se tenían los montos a la mano de las erogaciones por los arrendamientos.

Como un caso especial, citó el gasto de 7 millones de pesos “que no se sabe en qué se gastaron”, aunque dijo que en el “rastreo de expedientes” se han encontrado justificantes por 2 millones de pesos, en lo que definió como una “adjudicación directa de Rectoría” sin detallarse en qué se iban a gastar y sin cumplir con los requisitos administrativos que el caso requería.

En total, estimó en más de 170 millones de pesos los adeudos de la anterior administración y heredados al rectorado que entro en funciones el 8 de enero de 2018 con Cárdenas Navarro.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: