HomePrincipalesMezquina impartición de justicia, en feminicidio de Xitlali Ballestearos

Mezquina impartición de justicia, en feminicidio de Xitlali Ballestearos

Mezquina impartición de justicia, en feminicidio de Xitlali Ballestearos

Los días corren y la impartición de justicia en Michoacán muestra su naturaleza mezquina para los deudos de Xitlali Ballesteros. El proceso judicial por natura extenuante para las víctimas indirectas, ha aletargado su paso por deficiencias operativas.

Suman 21 meses del asesinato de la enfermera. Desde la primera etapa del proceso penal contra Estéphani y Laura como presuntas responsables, la administración e impartición de justicia, ha evidenciado su desaseo y carácter revictimizante.

Esa ha sido la constante. Ayer sin más, la audiencia programada dentro del Juicio Oral, tuvo que cancelarse porque el juez Jesús Alejandro Sosa Maya no llegó, su agenda programada por el Poder Judicial, hizo que se le empalmaran dos juicios.

Es una historia repetida la cancelación de audiencias en la causa penal 1468/2020, todas ellas atribuibles a alguna autoridad, ya sea porque no se giran debidamente las notificaciones a testigos para que acudan, ya sea por la saturación de asuntos en el Poder Judicial. Con gotero se imparte justicia en Michoacán.

El cambio de abogados defensores por parte de las presuntas responsables, ha abonado a la dilación.

El desgaste para las víctimas indirectas es persistente.

La imagen de Xitlali molida a golpes, su cuerpo arrojado en un paraje conocido como el camino de la Hoya de Álvarez, en el municipio Valle de Santiago de Guanajuato, es un peso que se ahonda para familiares con la prolongación del juicio.

La confesión abierta y llana de Estéphani el primer día del Juicio Oral, narrando –e incluso actuando- la manera en que fue ultimada Xitlali, no es suficiente para emitir sentencia, el proceso debe agotar las fases previstas por las leyes, esas leyes que para las víctimas, resultan lacerantes y absurdas.

Desde las etapas previas al Juicio Oral los deudos navegaron a corriente. La presión de la Fiscalía buscando un procedimiento abreviado les resultaba indignante.

La tónica de la presión para que ministerios públicos hicieran su trabajo de investigación, fue la constante. El saber que Xitlali fue asesinada por avaricia es dolor que ahonda llaga cada minuto del juicio.

La mano de la justicia en Michoacán, es daga para el ánimo de hijo, madre, hermanas y primas de Xitlali.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: