HomeSexualidadMitos sobre las enfermedades de transmisión sexual

Mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual

Mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual

Imujer / Foto: Thinkstock

Las enfermedades de transmisión sexual por lo general causan bastante temor, debido a que una gran parte de las que se contraen son complicadas de curar, provocan rechazo social y por supuesto, como cualquier otra enfermedad, son desagradables; por estos motivos, es normal que alrededor de ellas planeen diferentes afirmaciones, sin que por ello resulten ser ciertas.

Mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual

1. Cuidado, no te sientes en el inodoro

Este es un gran mito: una enfermedad de transmisión sexual (ETS) no se contrae por sentarse en el inodoro en el que quizá se haya sentado alguien que sí la padezca, sino por el contacto de piel a piel o por mantener relaciones sexuales en cualquiera de sus variantes.

2. Una pareja virgen no puede contagiar una ITS

No es verdad, ya que aunque tu pareja sea virgen puede que haya mantenido, por ejemplo, sexo oral y haber contraído VHP o herpes, así que no es ninguna garantía.

3. Si mantienes sexo oral, no contraes ITS

Otro mito, si tu pareja tiene por ejemplo herpes labial y mantienen sexo oral, tú también te contagiarás. Aunque no todas las enfermedades de transmisión sexual se contraen si tienes sexo oral, hay que mantener cuidado.

4. Una ducha vaginal te librará de un posible embarazo

Falso, no solo las duchas vaginales son perjudiciales porque provocan un desequilibrio de las bacterias naturales que allí existen, sino que además pueden empujar a los espermatozoides más adentro, con lo cual favorecerías un embarazo. Por otra parte, una vez que sucede la eyaculación, el semen viaja tan rápido que es imposible que todos los espermatozoides sean alcanzados por la ducha.

Verdades sobre las enfermedades de transmisión sexual

1. Puedes contagiarte de HIV por hacerte un tatuaje

Enfermedades como HIV, infecciones transmitidas a través de la sangre como es el caso de la hepatitis B o C, pueden contagiarse a través de la utilización de instrumentos que no se encuentren esterilizados correctamente y que puedan tener contacto con la sangre.

Este es el caso de las herramientas que se utilizan para perforar la piel cuando se realizan tatuajes o se colocan piercing. Por eso, es importante que se utilice material desechable y que además estés en manos de profesionales.

2. Si utilizas condón no contraes enfermedades de transmisión sexual

Totalmente cierto, siempre y cuando hablamos de relaciones sexuales anales o vaginales y por supuesto, utilizando el condón como es debido.

Antes de creer cualquier cosa que alguien pueda decirte respecto a las enfermedades de transmisión sexual, es mejor informarse; tu salud está en juego y el precio a pagar por el desconocimiento puede ser alto.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: