HomePolítica“Modelo aplicado por Peña Nieto parece el de una dictadura militar”: Emmerich
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp

“Modelo aplicado por Peña Nieto parece el de una dictadura militar”: Emmerich

Revolución3.0

(09 de marzo, 2015).- México, un salto violento. A dos años del “retorno” del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia, persisten las dudas sobre cuál es la diferencia en materia de seguridad respecto con su antecesor, el Partido Acción Nacional (PAN).

En este sentido, el doctor en Ciencia Política, Norberto Emmerich, considera que el giro está en que la represión se ha intensificado con Enrique Peña Nieto. Sin embargo, el cambio sustancial en la política de seguridad está sujeto al plano mediático, pues en este sexenio, ya no se cuantifica a los muertos ni se transmiten los “logros”.

1° de diciembre, 2012. Las intensas protestas de rechazo al PRI, a Peña Nieto, encabezadas por el movimiento estudiantil #YoSoy132, culminaron con una fuerte represión. Parecía ser que la toma de posesión de Peña, el regreso del PRI, estaría marcado por acallar todo intento de disidencia.

No obstante, la Ciudad de México, que parecía quedarse fuera de las políticas represivas del Estado, se convirtió en un punto de esterilización de todo tipo de protesta. Es decir, el escenario pasó del campo a la ciudad, apunta Emmerich.

Del #TodosSomosPolitécnico al #TodosSomosAyotzinapa

2014. En el Instituto Politécnico Nacional (IPN) se presentaron reformas al plan de estudios, las cuales, ocasionarían la tecnificación de las próximas generaciones de la comunidad estudiantil. Como consecuencia, los estudiantes conformaron un movimiento estudiantil para defender lo que por derecho les pertenece, su educación. Este movimiento logró hacer eco, no sólo en otras casas de estudios, sino en otros estados.

En vísperas de la conmemoración de la matanza del 2 de octubre de 1968, el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, recibió a los estudiantes del politécnico. Una hábil forma de desalentar la intensidad del “2 de octubre, no se olvida”…

26 de septiembre, 2014… tampoco se olvida. Un grupo de estudiantes de la Normal Rural, “Raúl Isidro Burgos”, salieron a botear para poder asistir a la concentración por el 45 aniversario de la matanza del 68. Sin embargo, fueron asechados por la policía del estado de Guerrero, Policía Federal y presuntos criminales… Ese día, murieron 3 normalistas, 3 personas más y desaparecieron a 43 muchachos.

“El modelo aplicado por Peña Nieto, parece el de una dictadura militar”, apunta Norberto. Ésas que de la América Latina de los 70/80, con torturas, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales… Esos gobiernos que repetían hasta el cansancio, su guerra contra el comunismo, contra el subversivo.

Pareciera que “la desaparición de los 43 estudiantes tenía como objetivo que el movimiento del politécnico se calmara… desarticular la organización en todos sus tipos”; sin embargo, no se esperaban que el caso Ayotzinapa causara un impacto tal, como para limitar la entrada “triunfante” de Peña, con sus reformas estructurales, agrega el politólogo.

La parálisis con vistas al 2018…

Con la incursión de movimientos tan impactantes, como lo fue el del IPN y ahora Ayotzinapa, el “gobierno quedó paralizado”. Por lo que, su objetivo central, la implantación de las reformas estructurales ha quedado suspendida.

En tanto, recuerda que la política de peñista está enfocada en la desaparición forzada, a la usanza de las dictaduras militares; situación que podría agudizarse e, incluso, derivar en mayor represión para estabilizar la ola de protestas que recorren el país.

Empero, con la mira del mundo en México, es posible que la incursión total de las reformas en todas sus dimensiones, quede paralizada, vaya lenta. Esto, porque las manifestaciones sociales están en efervescencia, con ánimos de estallar, en cualquier instante.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: