HomeRevolucionesNarco-historias engarzadas

Narco-historias engarzadas

Narco-historias engarzadas

 Héctor Tenorio / Revolucion TresPuntocero

(21 de septiembre, 2014).- El 24 de febrero de 2013, en el municipio de Tepalcatepec, Michoacán, surgió el primer grupo de autodefensas encabezado por José Manuel Mireles Valverde, hoy preso en un penal de máxima seguridad en Hermosillo, Sonora. Tal suceso obligó a que el edil priísta Guillermo Valencia Reyes gobernara su ayuntamiento desde Morelia, El 30 de agosto se puso a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), luego de que las autodefensas lo acusaran de tener vínculos con el crimen organizado, sin que pasara nada. Al año siguiente el gobierno federal lo señaló de haber participado en por lo menos dos reuniones con los líderes de “Los Caballeros Templarios”, Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, y Nazario Moreno, “El Chayo”. En dicha convivencia también estuvieron Armando Ballinas, Jesús Reyna y José Trinidad Martínez Pasalagua; estos dos últimos están detenidos. De nueva cuenta el presidente municipal viajó a la ciudad de México y de manera voluntaria se sometió a un interrogatorio ante las autoridades sin que hubiera consecuencias.

¿Por qué no detuvieron a este político michoacano a pesar de las múltiples pruebas que había en su contra? Todo parece indicar que ha aprovechado el pleito entre el procurador Jesús Murillo Karam y el Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes. A pesar de su esfuerzo por mantenerse en el poder, el 21 de marzo de 2014 fue remplazado por el Congreso local de manera indefinida. En su lugar quedó Sergio Rodríguez Mora. Al perder el cargo el ex edil denunció que la voluntad de Castillo Cervantes está por encima de cualquier ley e institución en la entidad.

De nueva cuenta insistió que el funcionario estaba protegiendo a los hermanos Farías, Uriel, quien fue ex edil de Tepalcatepec y Juan José “El Abuelo”, señalado de ser uno de los principales lugartenientes del cártel de “Los Valencia” (otras versiones lo ligan al cártel del Milenio). La Secretaría de la Defensa Nacional lo acusó de ser el principal responsable de las ejecuciones realizadas en el estado de Michoacán, durante el 2006, de integrantes de las organizaciones criminales conocidas como “Los Zetas” y “La Familia Michoacana”.

“El Abuelo” reconoció que hace años fue parte de un grupo conocido como “15 cuerpo de caballería de las defensas rurales”, que luchaban contra “Los Zetas”, luego pasó tres años en la cárcel por posesión de armas de fuego, pero fue absuelto de las acusaciones de ser parte del crimen organizado.

Vale la pena acordarse que el Comisionado se reunió con Juan José Farías el pasado 5 de febrero, donde estuvieron presentes el general Miguel Ángel Patiño (comandante de la 43 Zona Militar en Apatzingán) y Enrique Galindo (comisionado de la Policía Federal). Mientras que los entonces líderes de las autodefensas Estanislao Beltrán e Hipólito Mora defendieron al “El Abuelo” y acusaron al gobierno de Felipe Calderón de haberle sembrado un arma en el momento de su detención. Además rechazaron que los hermanos Farías financiaran su movimiento.

Recientemente Sabina Reyes, mamá del ex edil, manifestó que lamentablemente su hermana, la Comandante Juana de la Fuerza Rural de Tepalcatepec, se prestó al juego del Comisionado Alfredo Castillo, y es una incondicional de los hermanos Farías. Desde su perspectiva, en la Fuerza Rural están los mismos criminales de siempre sólo que ahora traen uniforme y más poder.

En este sentido, la opinión pública reprobó que las autoridades hubieran exonerado a Luis Manuel Torres, “El Americano”, quien es acusado de ser parte de La Tercera Hermandad, “Los H3”. Ahora bien, no es extraño que en Tepalcatepec, al igual que otros municipios afectados por la guerra, todos los días cientos de familias estén huyendo, con lo que se demuestra que no es verdad la reconstrucción ni la paz de la que habla el gobierno federal. La realidad es que no hay liquidez y menos economía. De la seguridad mejor no hablemos, “Los Caballeros Templarios” secuestraron al cuñado de Mireles Valverde, Juan Carlos Marín Pérez, el pasado 9 de septiembre.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: