HomeDerechos HumanosNinguna de las más de 400 quejas michoacanas turnadas a la CNDH se les ha dado solución

Ninguna de las más de 400 quejas michoacanas turnadas a la CNDH se les ha dado solución

Ninguna de las más de 400 quejas michoacanas turnadas a la CNDH se les ha dado solución

César Vázquez / @LetraMia

Morelia, Michoacán.-Representantes de la Comisión Nacional de los Derechos humanos hacen campaña en Morelia para recabar cartas de aprobación a fin de respaldar la reelección del actual presidente en el cargo, Raúl Plascencia Villanueva, quien se ha destacado por dar nula atención a las víctimas y dar todo el favoritismo a las autoridades.

Una de las acusaciones más lamentables contra Plascencia, es que aprobó la Ley Bala, en el estado de Puebla, además de que nunca ha emitido recomendaciones cautelares o de reparación del daño en situaciones como la matanza de San Fernando, en el estado de Tamaulipas.

En el caso de Oaxaca, el organismo que lidera Plascencia tiene demandas por que fue parcial en el caso de las mujeres que no recibieron atención médica oportuna el labores de parto, y aunque reconoció la falla de las autoridades médicas, no fijó las medidas de reparación del daño.

Del estado de Michoacán se han turnado a la Comisión Nacional más de 400 denuncias por ser del fuero federal, pero a ninguna se le ha dado solución.

Este comportamiento se mantiene en casi todo el país, donde hay fuertes críticas que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos prácticamente no ha emitido ninguna recomendación digna a las instituciones que han violentado los derechos humanos.

Pese a los nulos resultados, hoy la comisión vino a un lujoso hotel de la ciudad de Morelia para de manera indirecta, solicitar a las organizaciones que otorguen una firma de apoyo a Plascencia, ello sin siquiera informarles para qué fue el desayuno al que se les invitó.

Al evento asistieron más de 50 organizaciones diferentes de la sociedad civil, en lo que pretendió ser un encuentro con Oscar Elizundia Treviño, secretario técnico de la CNDH, que cumpliendo con su encomienda, escuchó a cada uno de sus representantes que desde su registro y firma antes de entrar al recinto ya habían caído en la trampa.

En este magno desayuno se hicieron presentes organizaciones de casi todo el estado, mayoritariamente de Morelia, entre las que se encontraban indígenas, corporaciones de diversidad sexual, representantes de gremios sociales, voceros del personal recientemente despedido por el Gobierno del Estado, entre muchos otros.

Cabe destacar que en este evento ni siquiera se invitó a participar a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, desde donde se desprende que no fue una reunión de trabajo comprometido con las organizaciones civiles.

Aunque se escucharon las quejas más sentidas de las organizaciones, a ninguna se le ofreció una respuesta concreta o contundente, el enviado de la CNDH se limitó a dar un discurso de lo valioso que es hacer respetar los derechos humanos, pero sólo en palabras.

El mismo lo señaló en el discurso, es la tercera ocasión que visita a Morelia en gira de trabajo, y “la primera fue hace como tres años, en este mismo hotel, en esa ocasión también platicamos con algunas organizaciones”.

De su discurso se desprenden que nunca han venido a ser testigos de verdaderas situaciones de conflicto, no han estado presentes en casos críticos como los que padeció Tierra Caliente, o los casos donde se violentó la autonomía de Casas de Estudiante y la Escuela Normal de Tiripetío.

Aun hoy, con un impresionante despliegue militar en Michoacán, no hay una vistaduría de la CNDH, todas las quejas que le han sido turnadas son porque las ha recabado la Comisión Estatal y las turna a la nacional por ser del fuero federal.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: