HomeEducaciónNo hay empresas “fantasma” ni favoritismo en la UM, dice secretario administrativo

No hay empresas “fantasma” ni favoritismo en la UM, dice secretario administrativo

No hay empresas “fantasma” ni favoritismo en la UM, dice secretario administrativo

Ni empresas “fantasma” ni favoritismo en la licitación en la Universidad Michoacana, señaló el secretario administrativo de la institución, Apolinar Cortés, al ser cuestionado acerca de la contratación presuntamente irregular de 14 proveedores y contratistas, de acuerdo a una declaración del responsable del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, Rafael Villaseñor.

En declaraciones emitidas el pasado miércoles, Villaseñor señaló una presunta irregularidad en la operación de la Universidad Michoacana con 14 empresas, Brecon, Constructora Aleka, Consorcio Enarh, Ceo Marne México, Comercializadora Zerter, Diseñadora Planproy, Grupo Ekroin, Alejandro Ignacio Mendoza Rivera, Edgar Omar Mendez Ramirez, Monrat, Operadora Lja, Sepya, Recursos Humanos Y Administración, Sercaff Servicios Integrales, Virtox, presuntamente señalafdas pór Hacienmda como “fantasmas” al presentar facturas para cobro con varias irregularidades al no ser directamente unidades dedicadas a los servicios para los que se contratan.

Entrevistado esta mañana por los medios en Ciudad Universitaria, Cortés consideró que en su mayoría los contratos que se ejercen provienen de procesos de licitación que incluyen varios candados para evitar que se favorezca a ciertos participantes y mucho menos, señaló, que se puedan desviar recursos ya que éstos en su mayoría son de programas federales y ya vienen etiquetados para un fin específico.

Cortés señaló que “tenemos un padrón de proveedores con cientos de empresas”, todas reguladas bajo contrato y agrupados en servicios o de arrendamiento, dijo, aunque evadió especificar el monto global en recursos que implica la operación con los mismos, ya que, dijo, depende de los que son federales “para el ejercicio del recurso en arredramientos y demás; ahorita estamos en el último proyecto del 2018, de 28 millones de pesos, recursos federales”.

Dijo que no todas las contrataciones se tienen que licitar, también “dependiendo del monto, tenemos un comité de adquisiciones y arrendamientos, donde todo pasa por ese procedimiento”, insistió. Cien mil pesos, es el límite para que se licite un contrato, dijo, y las que son directas, menores a ese concepto.

De la declaración del presidente del Comité de Participación Ciudadana, dijo que “apenas ayer” le fue comentado el caso por el tesorero de la Universidad Michoacana, Adolfo Ramos Álvarez, y se acordó que se analizará una vez que se lograron los recursos extraordinarios para la Casa de Hidalgo, situación que, señaló, ocupaba prioritariamente a los funcionarios.

Dijo que “ví la nota y le voy a dar seguimiento”, al igual que reiteró que no hay pendientes con los proveedores por parte de la autoridad universitaria, ya que, insistió, en su mayoría se trabaja con recursos federales que ya vienen etiquetados.

-¿Se puede dar el amiguismo, el compadrazgo, para favorecer a alguien?

“No, porque normalmente la ley nos exige que para un tipo de licitación, nos tienen que mandar cotizaciones, y esas cotizaciones vienen en sobres cerrados y se abren enfrente del comité (de adquisiciones); nos mandan dos tipos de documentación, una con la propuesta económica y el otro con la propuesta técnica, la que revisa el usuario, porque nosotros no conocemos de todo lo que se requiere en la universidad, y el usuario nos dice, de todos estos que cotizaron, dime cuál queda para tu servicio, ése es el primer punto, y hasta ese momento, de los que entran en la licitación, nos damos cuenta al abrir los sobres en público, quien es el que oferta el mejor precio, primero, y que cumple con los requerimientos técnicos, en segundo lugar, tienen que ir amarradas las dos cosas”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: