HomeDerechos Humanos“Nuestra vida ha cambiado por la desesperación de no saber dónde está», papá de Nilda

“Nuestra vida ha cambiado por la desesperación de no saber dónde está», papá de Nilda

“Nuestra vida ha cambiado por la desesperación de no saber dónde está», papá de Nilda

Morelia, Michoacán.- Hoy lunes 17 de junio, se cumplen tres meses de la desaparición de Nilda Rosario Francisco de la Cruz, joven de 23 años y estudiante de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

El 17 de marzo de 2019, Nilda Rosario, originaria de la ciudad de México, salió de la casa de estudiante femenil “Rosa Luxemburgo”, -donde habitaba desde su llegada a Morelia- sin embargo, ya no regresó.

Fue hasta el 25 del mismo mes cuando, tras varios días de incomunicación con su hija, padres de la joven universitaria arribaron a la ciudad de Morelia y presentaron la denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

A tres meses, Nilda no aparece y las autoridades no encuentran indicios que expliquen su desaparición.

“Sí están trabajando pero a cuentagotas. Muy lento la investigación. Nosotros por cuestiones de trabajo no hemos podido estar en estos días, lo que hemos hecho es venir a la Ciudad de México porque no podemos abandonar nuestro trabajo pero la vida de nosotros ha cambiado bastante por el dolor que uno trae y la pena de mi hija, el no saber qué pasó con ella, dónde está o qué le hicieron. Esa es la pregunta que todos los días nos hacemos nosotros” cuenta el señor Fortunato Francisco.

Nilda no tenía problemas con nadie, tampoco preocupaciones relacionadas a sus estudios, pues sus calificaciones demuestran que es una joven aplicada.

“Nosotros como padres nos hemos preguntado. Nunca la vi rara, de hecho acababa de salir de una cirugía de la vesícula que se la hizo en el mes de febrero. Nunca detectamos que ella tuviera algún problema, si iba mal en la escuela, porque fue lo primero que pensamos, que a lo mejor en la escuela estaba mal y por eso desapareció pero no, sacamos sus calificaciones y todo y llevaba un promedio regular, calificaciones de ocho, nueve” señala el padre de Nilda.

De acuerdo a sus familiares, la joven nicolaita tampoco tenía novio, pues hace un año terminó su última relación sentimental, pareja a la que nunca conocieron.

Sin pistas y sin señales que se acerquen al paradero de Nilda, sus padres se cuestionan si fue un error en su educación lo que llevó a su hija a huir. Además de la angustia, también está presente la culpa que sienten por no haber denunciado con prontitud su desaparición.

“Nuestra vida ha cambiado bastante por la desesperación de no saber dónde está, de no saber qué pasó y nos preguntamos si cometimos algún error, que no le pusimos atención. A lo mejor ella estaba pasando por una situación de la que nosotros por falta de comunicación a lo mejor, por eso, pero creo que eso a veces lo descarto.

Autoridades nos han dicho que por qué tardamos tanto. No podemos contestarlo, no sé por qué nos tardamos tanto tiempo y es lamentable y es muy triste para nosotros, porque probablemente la gente puede pensar que nosotros o por nuestra negligencia, que dejamos pasar muchos días”, lamentó don Fortunato.

El padre de familia hace un llamado a las personas cercanas a Nilda para que aporten cualquier informe que permita su ubicación: “Alguien debe saber algo, por temor no quiere hablar. Yo invitaría a esas personas si saben algo ahí está el número de la Fiscalía, al 911, ahí pueden comunicarse y dar su versión, que fue lo que pasó. Algo pasó aquí y yo creo que alguien sabe”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: