HomeActualidadNueva moda en EEUU: los búnkeres nucleares ‘revientan’ el mercado

Nueva moda en EEUU: los búnkeres nucleares ‘revientan’ el mercado

Nueva moda en EEUU: los búnkeres nucleares ‘revientan’ el mercado

El incremento de la actividad de los militares estadounidenses en todo el mundo y el miedo a una nueva guerra nuclear han llevado, sin embargo, a que la población de EEUU decidiera abrirse camino bajo tierra, tal y como hicieron sus abuelos durante lo peor de la Guerra Fría.

Algunos empresarios se han aprovechado de esta oleada de temor y ofrecen búnkeres de lujo a los ciudadanos que quieran sobrevivir al apocalipsis nuclear en una atmósfera más elegante y agradable, según la cadena estadounidense Channel 11.

Así, Clyde Scott, fundador de la empresa Rising S Bunkers, de la ciudad de Murchison, afirma que sus confortables refugios antinucleares gozan de tanta popularidad que, actualmente, tiene que trabajar horas extras debido al alto número de pedidos.

«Incluso aunque contrate a 30 empleados y trabaje los siete días de la semana durante 24 horas diarias, no seré capaz de satisfacer la demanda», indicó el hombre.

Los búnkeres más simples y baratos tienen la forma de una construcción subterránea de acero de 100 metros cuadrados, y cuestan alrededor de 45.000 dólares. Según señala el propio Scott, el tipo de refugio más popular es el de 500 metros, que cuesta unos 120.000 dólares y es capaz de albergar a una familia de cuatro miembros.

¿En guerra? Aumenta la compra de búnkeres en EEUU

Todos los búnkeres están dotados de paneles solares. El equipamiento del refugio antinuclear solo está limitado por la cantidad de dinero gastado y la imaginación del cliente. Así, es posible equipar el búnker con sistemas de generación de energía, purificación de agua o incluso todo lo necesario para llevar a cabo actividades recreativas.

A pesar de que la lista de clientes de Scott es anónima, el empresario afirma que entre ellos no solo figuran algunas celebridades del mundo del deporte y de los negocios, sino también gente común y corriente.

Tags
Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: