HomeCulturaOscuro día para un Murciélago

Oscuro día para un Murciélago

Oscuro día para un Murciélago

CÓMICSARIO

17 de septiembre es oficialmente el día de Batman, uno de los enmascarados más humanos de las páginas de DC y de los cómics, un ícono no solo del arte secuencial sino que también se ha incrustado en la mente del mundo.

Creado por Bob Kane y Bill Finger publicado por primera vez en 1939, el protector de Gotham lleva 78 de gran historia y hoy se cumplen cuatro años de que empezó la celebración de su día.

Siempre oscuro, de luto, símbolo de autoridad en su ciudad, superando siempre tragedias con cicatrices y traumas, brillando en la sombra.

El murciélago fue una alternativa a las historias simplonas de inicios de DC, grandes autores siempre le han dado un toque especial a este personaje tan explorable desde la psique, lo personal y lo simbólico.

Sus villanos se roban parte de la fama, la mayoría unos psicópatas con problemas que se pueden reflejar en el encapuchado, icónicos, el Acertijo, Pingüino, Dos caras, Bane, Hiedra venenosa y sobre todo su contra parte por excelencia El Joker, quién ha madurado con el personaje a un grado muy complejo, un maniaco incomprensible.

Batman no siempre lucha contra los grandes villanos, lucha contra maniacos que han pasado del mundo real a sus páginas, refleja una realidad que desearíamos fuera ficción.

A veces también pelea en contra de sí mismo, de sus problemas, del alter ego que ha tomado posesión de su vida y de su alma.

No solo se celebra a un personaje, se celebran años de tradición, una batuta que pasa de autor a autor, de dibujante a dibujante, de película a película, de serie a serie, de generación a generación.

Se celebra el Batimovil, la Batiseñal, los gadgets, el comisionado Gordon, Robin.

Se celebra la señal que nos ha marcado, la marca del murciélago en el pecho.

No habría un mundo del cómic como se conoce actualmente si no hubiera un Batman que nos haga esperar en la oscuridad de la noche una señal en el cielo

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: