HomePolíticaPeña Nieto el ejemplo más claro de corrupción en México: The New Yorker

Peña Nieto el ejemplo más claro de corrupción en México: The New Yorker

Peña Nieto el ejemplo más claro de corrupción en México: The New Yorker

Redacción / @Michoacan3_0

El gobierno de Enrique Peña Nieto con ayuda de algunos de sus aliados, busca justificar la represión en las manifestaciones que se realizan tras la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, señala un artículo del periodista Francisco Goldman para la revista The New Yorker.

En el texto titulado ‘Crisis en México: Una Revolución Infrarrealista’, señala que el «ejemplo más claro de corrupción en México en este momento, parece ser del propio presidente Peña Nieto», y pone en duda su honestidad, luego de los últimos acontecimientos ocurridos y las declaraciones de éste, «no puede explicar de manera creíble cómo un relativamente joven funcionario de una familia de clase media ha logrado acumular tanta riqueza como la que él tiene».

«La más difundida (aunque no la única) evidencia de esta riqueza es la mansión de siete millones de dólares [“casa blanca”] que el Presidente dice que pertenece a su esposa [Angélica Rivera], una estrella de telenovelas que no ha trabajado desde el año 2007”.

A esto se añade, las declaraciones hechas por Peña Nieto, tras las decenas de marchas y protestas emprendidas por los mexicanos luego de la desaparición de los estudiantes, cuando declaró que detrás de las manifestaciones había personas que buscaban desestabilizar al país, «pareciera que algunas voces unidas a estas violencias y protestas, fueran aquellas que no comparten el proyecto de la nación, que quisieran que el país no creciera y que frenara su desarrollo”, dijo. Ver nota

Ante esto, señala que “Peña Nieto habla a menudo como un actor que interpreta a un estereotipado Presidente en un programa de televisión, hablando sobre el uso legítimo de la fuerza como si frases como esa tuvieran un poder mágico para aislarlo de las realidades sórdidas de un poder autoritario ejercito sin ley y con brutalidad, y de un gobierno irremediablemente comprometido. Cuando un Presidente como éste habla de un uso legítimo de la fuerza y describe a los manifestantes como amenazas a un ‘proyecto nacional’, lo que la gente oye son amenazas de ejercer ese poder violenta y arbitrariamente”.

También retoma parte de un artículo publicado por Beatriz Pagés Rebollar, una ex periodista y ahora funcionaria del PRI que publicó en el sitio oficial de ese instituto político:

“La cadena de protestas y actos vandálicos —perfectamente bien orquestados— replicados en varias partes del país demuestra que la desaparición y probable exterminio de los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa forma parte de una trampa estratégicamente puesta a México […] Todos estos activistas y propagandistas del terror tienen el mismo modus operandi: utilizan un discurso provocador, engañador y fraudulento para confundir y hacerle creer a la sociedad que la desaparición y posible asesinato de los 43 jóvenes normalistas es un crimen de Estado, como si el Gobierno mexicano hubiera dado la orden de exterminarlos”.

También toma parte del artículo publicado en el diario La Razón por  Carlos Alazraki, a quien describe como “un privilegiado veterano del PRI y ejecutivo de publicidad que ha trabajado en las campañas electorales de varios de los candidatos presidenciales del partido”. “Estimados comemierdas: Maldigo la hora en que se convirtieron en sindicato. Maldigo la hora en que nacieron. Son unos asesinos. Odian a México. Ya para terminar, les recuerdo que la violencia genera violencia. No se espanten si el Gobierno federal reacciona”

Finalmente señala que “El título de la casa es propiedad de una empresa de construcción que ha ganado contratos (algunos de ellos controversiales) de las administraciones de Peña Nieto, tanto durante su gobierno [en el Estado de México] como en su Presidencia. La semana pasada, cuando se le dio un premio en el Comité de Protección de Periodistas por su contribución para la libertad de prensa, Jorge Ramos, el locutor de Univisión, se refirió a Peña Nieto de una manera que ningún radiodifusor y muy pocos políticos mexicanos se ha atrevido: ‘¿Se imaginan lo que pasaría aquí en los Estados Unidos si un contratista secreto del gobierno financia la casa privada de Michelle Obama? Bueno… eso es lo que está pasando en México y, aunque no lo crean, ni siquiera hay una investigación independiente que estudie el caso’, dijo. ‘Eso no es salvar a México. Eso es corrupción’”.

Con información de Proceso

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: