HomePolíticaPeña Nieto y el síndrome del avestruz

Peña Nieto y el síndrome del avestruz

Peña Nieto y el síndrome del avestruz

Claudia Rodríguez / Revolución TresPuntoCero

(02 de octubre, 2014).- No veo, no oigo, no hablo; son los síntomas que advierten que la administración de Enrique Peña Nieto, cursa el síndrome del avestruz pese a la gravedad del paciente que no es otro que el país.

No obstante la violencia que ahora se desata lo mismo en el Estado de México, que en Jalisco, Guerrero y otras entidades, la reacción del propio líder del equipo, es esconderse.

Conformarse con no querer afrontar la realidad, cerrar las puertas, no dar la cara; no son acciones que permitan atacar lo que en ciertas áreas provoca la ingobernabilidad.

Primero el presidente Enrique Peña Nieto  tras los eventos en Iguala, Guerrero del fin de semana anterior, en los que murieron seis personas –entre ellos jóvenes estudiantes y deportistas, un chofer y una ama de casa–, decidió no asistir a la entidad guerrerense a un evento programado con mucha antelación a la localidad de Ometepec y de igual forma, abortó su presencia en el Senado de la República para un acto protocolario sobre el federalismo.

Tocó el turno al secretario de Educación, Emilio Chuayffet  Chemor, al cancelar la comparecencia  que tenía en la Cámara de Diputados para el día de ayer.

Los motivos que se argumentaron desde la Secretaría de Educación Pública (SEP), para tal   acción, fue que la dependencia necesitaba más tiempo para analizar los casos que la tienen ocupada durante la última semana: Tanto el paro casi total del Instituto Politécnico Institucional  (IPN), así como el asesinato de estudiantes normalistas en Ayotzinapa, Guerrero.

El escudero peñista que hasta ahora ha salido a dar la cara por una u otra situación que acontece en el país, sobre todo en la índole social y de violencia e inseguridad, es el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.  A quien seguramente muy pronto se le terminarán los argumentos si no se advierte que la descomposición del país viene de hace décadas y  en varias áreas.

Alguien debería ya de señalar, que lo nuevo, no tapa lo viejo.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: