HomeRevolucionesPenas más duras contra el secuestro no son suficientes

Penas más duras contra el secuestro no son suficientes

Penas más duras contra el secuestro no son suficientes

Alejandro Baltazar/ @Doncaracol3_0

Morelia, Michoacán.- A partir del cuatro de junio, las penas mínimas para los secuestradores en México será de 40 años, cuando antes de la modificación al código penal era de 20 años, de la misma forma la pena máxima pasó de 50 a 140 años de cárcel.

A su vez las penas para elementos de los cuerpos de seguridad del país que se vean inmiscuidos en este delito podrán alcanzar penas de hasta 100 años de cárcel.

La reforma, como se señaló al momento de su aprobación también contempla a los denominados secuestros “express” así como tipificar aumentos de condena para quienes sean cómplices de secuestro por acción u omisión.

A partir de ello, el sitio digital Insight Crimes realizó un balance el cual pone en duda que el aumento de penas tenga una trascendencia en la disminución de este delito.

Y es que como señala el sitio digital, México vivió un año 2013 con el mayor índice de secuestros en el mundo, según el informe de la consultora de riesgo Control Risks.

A partir del gobierno de Felipe Calderón en el 2006, la incidencia de secuestros en México sigue en aumento, hasta llegar a los históricos niveles de mil 695 secuestros reportados en el año 2013, según estadísticas gubernamentales.

El análisis señala que son las bandas delictivas y grupos de traficantes de drogas los que utilizan el secuestro como forma de financiamiento para sus operaciones y de la misma forma indica, que es muy probable que el aumento de los secuestros en el país se deba a la fragmentación de los grupos criminales, lo que permite que se generen grupos criminales pequeños.

Estos grupos se ven obligados a emplearse en otras acciones delictivas puesto que controlan sólo pequeños mercados de venta de droga, por ello el secuestro es una herramienta de capitalización rápida.

Insight Crimes señala que para el año 2000, Colombia realizó acciones similares para combatir el secuestro, del cual tenía niveles muy elevados, aumentando penas máximas hasta los 28 años, por arriba de lo tipificado a los homicidios que es de 13 a 25 años de carce.

Los resultados de esta acción fueron visibles hasta que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) decidieron renunciar a la práctica del secuestro como forma de financiamiento.

En el caso de México, señala el análisis, la intención de disminuir el secuestro a partir de sanciones más duras presenta una falla clara : Sólo un porcentaje mínimo de los secuestros son reportados a la policía.

Y como ejemplo señala que para el año 2012, tan sólo mil 317 secuestros fueron reportados a la policía de los más de cien mil secuestro de los que se tuvo conocimiento, es decir, en México se denunciaron el dos por ciento de los secuestros.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: