HomeLo más leídoPeriodismo Michoacano, de la censura a la autocensura

Periodismo Michoacano, de la censura a la autocensura

Periodismo Michoacano, de la censura a la autocensura

En Michoacán el periodismo navega entre la censura y la autocensura, la primera aplicada directamente por los medios de comunicación como criterio operativo y la segunda asumida por los propios comunicadores ante la falta de posibilidad para difundir ciertas informaciones.

El origen es común, la presión de los entes y actores públicos para que la información se maneje de tal o cual forma. Algunos medios lo asumen como condición natural a los convenios publicitarios, y otros más muestran iniciativa propia para ejercer autocontroles y restricciones a la información que se genera.

En todo caso la censura es una realidad para la prensa en Michoacán. Así coinciden cuatro periodistas estatales cuestionadas al respecto, de las cuales tres señalan ser objeto de censura o autocensura en su labor.

Sayra Casillas, reportera del Diario Provincia reconoció padecer esta práctica, aunque refirió que principalmente se trata de autocensura “derivado de la misma censura que anteriormente se ha aplicado”

-¿En qué consiste la autocensura?

“En dejar de tocar a ciertos personajes con los que el medio de alguna manera tiene convenio o protege informativamente hablando?

Consideró grave tanto la censura como la autocensura, la primera por la impotencia de generar informaciones que no logran ver luz, y la segunda como resultado de la segunda ante la frustración de la información trabajada y que no aparece.

América Juárez Navarro reportera de la Z Noticias y del periódico ABC, considera que en estos momentos el problema ya no es tanto la censura sino la autocensura, “lo que pasa es que en automático hay temas que tú sabes que no debes tocar, y aunque no te lo digan así directamente hay líneas que hay que cuidar según lo que expresa tu propio medio, entonces te dices, no voy a hacer esta nota porque tiene implicaciones que hacen que no se publique, para qué hago un trabajo en vano, eso es lo más grave y peligroso”.

Considera que tanto la censura o la autocensura son graves en sus dimensiones, “la autocensura es terrible por las implicaciones que tiene para ti, violar tus propios principios, tus ideales y principios, la función que desempeñas, la responsabilidad social; la censura ha generado una relación perversa entre medios de comunicación y Estado, en donde se condiciona la línea editorial en base a los convenios que se otorgan”.

Beatriz Rojas, reportera del Diario Capital y Radio Capital refirió que desde su perspectiva la censura en Michoacán va ligada a intereses económicos, particularmente en lo que se refiere a figuras políticas y lamentablemente parte de los mismos dueños de los medios de comunicación.

“En mi caso esto no me ha afectado directamente pero sí he tenido conflictos por las ideologías de compañeros de trabajo que conducen programas de noticias y tienen conflictos personales con ciertas personas o grupos, de los cuales han decidido no hablar.

“Hay otro tipo de censura también que es dictada por las ideologías de los compañeros en temas de derechos humanos como es el aborto o los derechos de la población LGBTI. Me he topado con compañeros con una postura muy conservadora que optan por hacer comentarios homofóbicos o bromas que desde mi punto de vista demeritan las investigaciones o entrevistas que hago al respecto. Si bien no se coarta el derecho de expresión directamente, me parece que afectan la labor periodística”.

Verónica García Magaña, reportera del Canal 27 de Michoacán, es la única de las entrevistadas que señala no sufrir censura aunque reconoce que ésta es una realidad en el gremio periodístico estatal.

“Hay censura y autocensura. Algunos de los propios periodistas por las condiciones que conocen que enfrentan sus medios y porque el gobierno no les paga se autocensuran porque consideran que sacando notas positivas u ocultando información les van a hacer los pagos que corresponde.

“En otros casos yo creo que si hay censura de algunos medios, los compañeros mismos comentan sobre temas que no pueden hablar o personas que no pueden tocar en sus medios, entonces yo creo que este es un problema que en Michoacán no se ha erradicado”.

¿Qué es más grave, la censura o la autocensura?

“Yo creo que la autocensura porque sin que alguien te diga algo específico que no puedes sacar solito asumes que no puedes publicarlo porque te trae un beneficio personal, creo que olvidas cuál debe de ser tu trabajo y los principios que debes de seguir”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: