HomeEducaciónPese a amenazas, paran labores 60% de pasantes de medicina en Michoacán en memoria de Mariana Sánchez

Pese a amenazas, paran labores 60% de pasantes de medicina en Michoacán en memoria de Mariana Sánchez

Pese a amenazas, paran labores 60% de pasantes de medicina en Michoacán en memoria de Mariana Sánchez

Morelia, Michoacán.- El 60 por ciento de los pasantes de medicina en Michoacán pararon labores este martes en memoria de su compañera chiapaneca Mariana de Lourdes Sánchez Dávalos, esto pese a las amenazas y amagos realizados por autoridades de salud sobre sanciones en su contra si concretaban la acción.

El día de ayer los médicos pasantes de Servicio Social del Estado enviaron una comunicación al gobernador Silvano Aureoles Conejo, con copia a la titular de la Secretaría de Salud, Diana Carpio Ríos, en donde hacen de su conocimiento la decisión tomada “en conjunto y de forma unánime” para realizar un paro de labores este martes dos de febrero, “como muestra de solidaridad y apoyo hacia nuestra colega, la doctora Mariana Sánchez, estudiante de la UNACH quien en días pasados sufrió un reprochable acto de violencia sexual y posterior asesinato, sin que las autoridades competentes tomaran ninguna medida al respecto”.

En la misiva referían que ellos como profesionales en formación, viven una situación alarmante, “la inseguridad a la que nos vemos expuestos en el ejercicio de nuestra profesión ha llegado al día de hoy a límites absurdos, acentuando aquellos colegas que se encuentran en unidades médicas rurales”.

Ahí exigen de forma inmediata y definitiva que se asegure la integridad y seguridad de cada uno de los pasantes, así como la vigilancia de los factores que ponen en riesgo su integridad física y mental.

Tras recibir la misiva, la respuesta de las autoridades no se inclinó a establecer una mesa de diálogo para atender a los jóvenes, sino a establecer una estrategia de represión hacia aquellos que decidieran sumarse al paro.

En entrevista jóvenes pasantes denunciaron los hechos, y se acordó la reserva de su identidad para evitar represalias en su contra.

La indicación de las autoridades ayer mismo, fue monitorear las unidades de salud para verificar la permanencia de los pasantes, y en caso de aquellos que decidieran parar y ausentarse de sus labores “sin permiso” fueran reportados con los jefes de jurisdicción sanitaria.

De acuerdo con los pasantes, tal medida infundió temor en el 40 por ciento de los pasantes quienes, decidieron no sumarse al paro, mientras que el 60 por ciento determinaron realizar el paro.

“A algunos compañeros les dio miedo que ya estuvieran hablando para preguntar quiénes iban a participar en el paro, diciendo que se iba a proceder conforme al reglamento. Para las autoridades, ésta sería una falta injustificada aunque estemos luchando por algo que nos interesa y es un derecho; en todas las zonas ya se empezó a preguntar quiénes son los pasantes que no asistimos, probablemente mañana haya ya algún oficio por ahí queriéndonos asustar”.

Refieren que son alrededor de 280 jóvenes pasantes los que se han sumado al paro, sin que hasta el momento las autoridades de Salud hayan establecido contacto para dialogar con ellos o establecer una mesa de negociación.

El caso de la joven médica Mariana Sánchez en Chiapas no es aislado, y de acuerdo a los pasantes michoacanos refleja la realidad que viven de manera generalizada día a día.

“Mariana acudió a las autoridades para denunciar que había sido abusada sexualmente y la ignoraron, tanto la policía como su propia Universidad. Esas son cosas que pasan también en la UMSNH, tengo compañeros a los que el pueblo los ha amenazado diciéndoles que se acuerden que ahí mandan y que el que muere es el médico, otros en donde le salta gente para intentar robarles, hay a quienes debido a que no hay servicio de transporte público a la hora de llevarlas a los pueblos son acosadas por quien las lleva”.

Apuntan por ejemplo que existe una Unidad de Salud cercana a un anexo, en donde la pasante que ahí se encontraba era acosada por los jóvenes del referido lugar, “en otra Unidad sí había un violador y lo único que se hicieron fue de mandar doctoras y mandar doctores”.

Muchos de los pasantes y de las pasantes agredidos optan por guardar silencio ante a falta de respuesta y protección, “al final de cuentas piensas, ya sólo me faltan seis meses para acabar. Estar haciendo este movimiento también es un riesgo para nosotros”.

Al igual que Mariana en Chiapas, la mayoría de los pasantes en Michoacán se quedan a dormir en las Unidades a las que son asignados, en donde permanecen solos por las noches sin ningún tipo de protección.

No todos los pasantes reciben una beca económica de apoyo, aunque de inicio a todos se les informa que si existe ese estímulo, posteriormente algunos se les comenta que no hay tal recurso y que a cambio se les puede colocar en una cabecera municipal.

En el caso del IMSS las becas de apoyo son de dos mil pesos quincenales a los pasantes que están a su servicio, mientras que la de la Secretaría de Salud ronda en mil 200 pesos a la quincena para sus pasantes.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: