HomeDerechos HumanosPilas de cuerpos sin identificar en fosas comunes, colectivos piden que se abran

Pilas de cuerpos sin identificar en fosas comunes, colectivos piden que se abran

Pilas de cuerpos sin identificar en fosas comunes, colectivos piden que se abran

Pilas de cuerpos sin identificar permanecen en las fosas comunes de Michoacán como en el resto del país, es por ello que familiares de víctimas de desaparición forzada exigen que éstas sean abiertas para que se apliquen exámenes genéticos, pues sostienen que en muchos casos los restos fueron depositados ahí para evitar su reconocimiento.

 

“En el municipio de Lázaro Cárdenas detectamos que había una muchacha muerta sin identificar, no se sabía si era menor de edad, le pedí a gente allá de la Fiscalía (General del Estado) que si me pasaban los datos para poder ver si dábamos con sus familiares, pero me mandaron decir que ya la habían echado a la fosa común porque se estaba echando a perder, que si yo quería buscar a los familiares lo hiciera porque ellos no estaban para buscarlos sino sólo para levantar a los muertos”, refiere Evangelina Contreras Ceja del colectivo

 

“¿Dónde están los desaparecidos?”.
Aunque la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas establece en su artículo 133 que el Registro Nacional de Fosas deberá contar con la información respecto de las fosas comunes que existen en los cementerios y panteones de todos los municipios del país, así como de las fosas clandestinas que la Procuraduría y las Procuradurías Locales localicen, en los informes de enero y julio que este año la Comisión Nacional de Búsqueda ha presentado, no aparece información alguna sobre las fosas comunes, sólo se consignan datos relacionados con las clandestinas.

Karla Irasema Quintana Osuna, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda reconoce que ya debería existir un plan trazado sobre el tema de las fosas comunes, “la Ley lo prevé, le corresponde a la Fiscalía General de la República, pero todavía no existe que yo sepa; evidentemente nosotros desde la Comisión vamos a impulsar que exista y si no, tendrá que ser a nivel estatal. Sin duda centros de resguardo como el que ahora se construye en Morelia ayudará para eso, porque sin duda muchos de los cuerpos tendrán que ser traídos aquí”.

Este jueves en Morelia, tras años de movilización y lucha de los colectivos de familiares de víctimas de desaparición forzada, fue colocada la primera piedra para la construcción de un panteón forense en el estado. La fiscalía General del Estado aportó el terreno y el Gobierno Federal los recursos para la construcción.

Tras ser violada por un marino y policías municipales, Tania Contreras fue víctima de acoso y amenazas al igual que su familia, finalmente la desaparecieron en julio de 2012 junto con su padre Cenobio Barajas Lombera con quien estaba platicando. Su madre Evangelina Contreras Ceja desde entonces la busca.

El dolor y la convicción de encontrar a Tania llevaron a Evangelina al activismo, dentro de él ha debido abandonar su hogar en Caleta de Campos –tras lo ocurrido con su hija-, y padeció el asesinato –a balazos- de su amiga y compañera de lucha Zenaida Pulido Lombera en julio de 2019.

En la búsqueda de su hija, Evangelina estaba particularmente interesada en el cuerpo de la joven sin identificar en Lázaro Cárdenas, la que acabó en la fosa común bajo el argumento de que ya se estaba “echando a perder”.

 

“En Michoacán como en otros estados, vemos los servicios médicos forenses que no tienen hieleras para meter los cuerpos, por ejemplo en el municipio de Lázaro Cárdenas, se tienen acuerdos con funerarias al igual que en Jalisco, en donde los cuerpos andan de un lugar a otro hasta que están en estado de descomposición y entonces se los llevan a las fosas comunes”, refiere.

 

Agrega además que no se sigue debidamente ningún protocolo, y los colectivos y familiares desconocen la cantidad de cuerpos que acaban en las fosas comunes ya que la Fiscalía General del Estado no proporciona la información de quiénes llegan ahí, a quiénes se levanta y mucho menos sus cifras.

 

“Es necesaria una revisión genética en las fosas comunes, muchos están ahí debido a esta coalición de las policías municipales y el crimen organizado, los asesinan, levantan y los avientan a la fosa común sin que sus familias sepan; muchos de los que nosotros buscamos en campo en fosas clandestinas, está en las fosas comunes, por eso es necesario abrirlas, ni siquiera sabemos cuántas hay en Michoacán”.

 

De manera particular refiere la necesidad que observan los colectivos de que la fosa común de Coahuayana sea abierta.
Para el 2019 el Gobierno Federal tenía un corte de 26 mil cuerpos sin identificar en todos los servicios forenses del país, los que permanecen en condiciones indignas e inhumanas, con cuerpos apilados en salas inadecuadas para su conservación y preservación, según lo refiere el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez.

El funcionario coincide en la necesidad de abrir las fosas comunes “en muchos estados”, pues sostiene que en muchas de éstas los cuerpos que fueron depositados ni siquiera fueron registrados legalmente por la autoridad correspondiente.

 

“Una de las demandas de las familias es ir a hacer búsqueda en fosas comunes, lo hemos hecho ya en muchos lugares y Michoacán no tiene porqué ser la excepción”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: