HomeDerechos HumanosPobreza, la única realidad para 65.5% de los niños en Michoacán

Pobreza, la única realidad para 65.5% de los niños en Michoacán

Pobreza, la única realidad para 65.5% de los niños en Michoacán

Patricia Monreal / @Michoacan3_0

Morelia, Michoacán.-La falta de posibilidades para un adecuado desarrollo es la única realidad para el 65.5 por ciento de los menores en Michoacán, tanto que la entidad ocupa el séptimo lugar nacional de población entre cero y 17 años en situación de pobreza y pobreza extrema.

Lo anterior conforme a datos presentados este miércoles por la UNICEF y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) a través del informe “Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2014”.

El porcentaje de pobreza de los menores michoacanos supera la media nacional del 53.9 por ciento, al ubicarse en 65.5 por ciento, sólo por debajo de los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Puebla, Veracruz y Tlaxcala.

En el ámbito nacional el informe señala que la proporción de personas de cero a 17 años en pobreza es 12 puntos porcentuales más alto que en la población de 18 a 64 años, así como ocho puntos porcentuales mayor que en la población de 65 años o más. En cambio, el porcentaje de la población infantil en pobreza extrema es aproximadamente tres puntos porcentuales superior al que se observa en otros grupos de edad.

Conforme se establece en el documento, las entidades que concentran mayor número de personas menores 18 años en pobreza incluyen, algunas entidades densamente pobladas del centro y occidente: Estado de México, Chiapas, Veracruz, Puebla, Guanajuato, Michoacán, Oaxaca y Jalisco.

En cada una de esas ocho entidades hay más de un millón de personas de cero a 17 años en situación de pobreza, de manera que dichos estados concentran 57.6 por ciento de toda la población infantil y adolescente en pobreza del país.

Pobreza-ninos-1

De acuerdo a la UNICEF y el CONEVAL, las experiencias de pobreza en la infancia incrementan la probabilidad de seguir padeciendo privaciones en la vida adulta e, incluso, de que se transmitan a la siguiente generación.

“La situación de pobreza en la niñez y adolescencia puede tener efectos como el abandono escolar, la mortalidad por enfermedades prevenibles o curables y la estigmatización de sus pares por el tipo de vestimenta, así como dificultades para revertir la desnutrición o malnutrición, complicaciones para afrontar discapacidades o pocas posibilidades de reversión de las consecuencias de un período prolongado de carencias que disminuyeron su crecimiento y desarrollo.

“Uno de los hallazgos más relevantes de este estudio es que las disparidades que experimentan distintos grupos de la población de cero a 17 años, como la población en hogares indígenas, que habitan en municipios de muy alta marginación o en localidades rurales, a pesar de seguir siendo importantes, se han reducido en algunos de los derechos sociales”.

En materia indígena el documento da cuenta que en 2014, 78.6 por ciento de niñas, niños y adolescentes en hogares indígenas y 90.8 por ciento de quienes hablaban una lengua indígena se encontraba en situación de pobreza. La diferencia respecto de la población infantil y adolescente no indígena “es un claro indicador de las enormes desventajas que enfrentaba y enfrenta aún la población indígena desde las primeras etapas de la vida”.

Otros datos que arroja el informe respecto a los resultados de 2014, señalan que uno de cada dos niñas, niños y adolecentes en México son pobres, y uno de cada nueve se encuentra en pobreza extrema. Además tres de cada diez son vulnerables por carencias sociales o por ingreso, y sólo uno de cada seis no es ni pobre ni vulnerable.

Aunado a lo anterior tres de cada cuatro niñas, niños y adolescentes, tienen carencia en alguno de sus derechos sociales, y uno de cada cuatro tiene tres o más carencia sociales, lo que implica un total de 9.1 millones de menores en el país.

Pobreza-ninos-2

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: