HomePrincipalesPor conflictos y violencia, se reduce 60% la venta de guitarras en Paracho

Por conflictos y violencia, se reduce 60% la venta de guitarras en Paracho

Por conflictos y violencia, se reduce 60% la venta de guitarras en Paracho

Paracho, Michoacán.- Hace cinco siglos, habitantes indígenas del municipio de Paracho aprendieron de los conquistadores españoles el oficio de la laudería, que consiste en elaborar y reparar instrumentos musicales de cuerda, una actividad que hoy se mantiene, aunque es amenazada por la inseguridad y violencia que pesa sobre Michoacán.

En Paracho, corazón de la Meseta Purépecha, la mayoría de las familias se ha dedicado a la elaboración de artesanías de madera e instrumentos musicales, principalmente las guitarras, que se han popularizado a nivel mundial.

Sin embargo, desde hace 15 años, la escalada de la violencia e inseguridad en el estado ha alejado al turismo, y con ello, las ventas han decaído. Filiberto Díaz, propietario del taller de guitarras “Jesús Díaz Reyes” tiene 40 años en el oficio, y recuerda que anteriormente, vendía al menos un instrumento de alto o mediano costo a la semana, pero hoy, el panorama es desalentador para él y su familia.

El reconocido laudero de Paracho, considera que la crisis económica, pero sobre todo la inseguridad, han golpeado a los artesanos y fabricantes de guitarras, pues los compradores ya no quieren visitar la zona.

“La inseguridad ya nos rebasó y la gente ya no viene con la misma confianza que antes, tiene miedo de venir por lo que se oye. Si estamos esperanzados a que llegue gente a comprarme una guitarra aquí en la tienda llego a durar hasta dos meses sin vender una sola guitara, y cuando se da la oportunidad llego a vender una guitarra de un costo muy bajo”, lamenta Filiberto.

Roberto Esocobedo Hernández, dueño del taller que lleva el mismo nombre, tiene 30 años en la fabricación de guitarras, coincide en que la baja en las ventas se ha desplomado entre un 60 y 70 por ciento.

“Nos ha afectado mucho, desgraciadamente, el cierre de carreteras, robos, asaltos, la gente tiene miedo de venir para acá. Ha bajado un 60 por ciento el turismo aquí en Paracho”, asegura.

Tanto Filiberto como Roberto, han encontrado en el internet y las redes sociales una esperanza para mantener viva la tradición familiar de la laudería, pues a través de esas plataformas son contactados por compradores que requieren guitarras finas, personalizadas o de diseño exclusivo.

“Gracias a las redes sociales hemos trascendido a otros países, es donde uno se da a conocer más, aquí en Paracho hay mucha gente que dependemos de las redes sociales. Antes hacía más guitarras pero de menos calidad, ahora hago una guitarra por mes pero de más calidad”.

Uno de esos compradores es José Antonio López, concertista y catedrático de la Universidad de Puerto Rico, quien viajó desde el país caribeño hasta Paracho para adquirir una guitarra. Él dice desconocer el contexto de violencia en Michoacán, pero asegura que su visita al estado ha sido toda “una fantasía”.

“Todos los guitarristas soñamos con que algún día tenemos que venir, el motivo principal es que aquí hay unos lutieres que no existen en ninguna otra parte; yo he ordenado una guitarra de concierto que se conoce como ‘La Cumbre’, una guitarra del siglo XIX y es una réplica, es la guitarra más difícil de construir y donde la hacen a ese nivel de dificultad es aquí. Vengo como turista y a recoger la guitarra maravillosa que me han hecho”, compartió el guitarrista profesional.

Y es que los lauderos de Paracho trabajan con una técnica sin igual que se complementa con maderas finas importadas desde Canadá, Europa, Asia y África, lo que da a su producto una calidad apreciada mundialmente.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: