HomeSexualidad¿Por qué lloras durante el sexo? estas son las posibles razones

¿Por qué lloras durante el sexo? estas son las posibles razones

Este fenómeno es tan popular que hasta ha sido bautizado como “crygasm” y puede pasar cuando estás a la mitad de cualquier actividad sexual.

La psicoterapeuta Dana Dorfman, PhD, co-host del podcast 2 Moms on the Couch dice que estas son algunas de las razones por las que podrías llorar durante el sexo.

“El sexo es muy íntimo y puede evocar sentimientos fuertes”, explica Dorfman. “Una persona podría estar experimentando estos sentimientos intensos de amor y cercanía”. Estos resultan en un golpe de “oxitocina” que pueden inducir la respuesta fisiológica del llanto.

“Desafortunadamente, el sexo puede traer memorias al cerebro y el cuerpo de experiencias negativas del pasado”, dice Dorfman. “Cuando estás teniendo sexo, estas memorias pueden salir a la luz y pueden provocar el llanto”.

“Las lágrimas también pueden ser una manera de indicarnos sentimientos más profundos que no se están expresando. A menudo las personas manifiestan emociones negativas a través del llanto, no solo la tristeza”. La ira hacia un compañero o la ansiedad sobre el rendimiento se puede expresar a través de las lágrimas.

¿En qué punto ya no es normal?

Si el llanto ocurre con regularidad durante las relaciones sexuales, es indicativo de un problema emocional o físico que requiere un examen más profundo. Pero si es una o dos veces, no tienes de qué preocuparte.

No importa la razón por la que estés llorando o con qué frecuencia esté sucediendo, tú y tu pareja siempre deben reconocer el problema. “Llorar durante el sexo merece atención y reconocimiento”, aconseja Dorfman. “Es importante que una mujer sepa el grado de emoción que experimenta durante la intimidad física, ya que su cuerpo puede proporcionar algunas indicaciones útiles”.

¿Qué deberías hacer al respecto?

Si es poco regular y no hay tristeza involucrada, Morse comenta que todo lo que tienes que hacer es hablar con tu pareja al respecto. “Sé honesta”, sugiere. “Di algo como “a veces lloro después del orgasmo, y no es porque esté triste o con dolor, solo es una liberación intensa.

Dicho esto, si tus lágrimas provienen de un lugar negativo, Dorfman sugiere hablar con un profesional que pueda ayudarte a resolver los problemas subyacentes que puedan surgir.

¿Quién puede ayudarte?

Discute tus problemas con tu ginecólogo o con un psicoterapeuta. “Los ginecólogos están bien preparados para tratar muchos síntomas físicos que pueden causar dolor, y en última instancia, el llanto”, dice Dorfman. “Los psicoterapeutas saben como tratar a los pacientes que luchan con problemas emocionales que se manifiestan como problemas sexuales, especialmente traumas, ansiedad, ira, etc”.

Con información de Cosmopolitan

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: