HomeSexualidad¿Por qué no puedo disfrutar mis relaciones sexuales?

¿Por qué no puedo disfrutar mis relaciones sexuales?

¿Por qué no puedo disfrutar mis relaciones sexuales?

DelDichoAlSexo / Foto: Getty Images

Suele suceder que pese a que se busque información de sexualidad en artículos, libros, consultar expertos, etc, la vida sexual no parece mejorar, generando en ocasiones frustración e impotencia. Por ello, en esta ocasión mencionaré algunos obstáculos que pueden intervenir para disfrutar plenamente de las relaciones sexuales.

Tiempo: En días agitados la relación sexual se presenta como un desahogo físico y por el cansancio y fatiga se realiza en poco tiempo, disminuyendo el juego precoital y limitando el encuentro a la penetración, convirtiéndose en algo monótono y nocivo.

Lugar y ambiente: Con el paso de los años puede ser poco motivante estar en el mismo escenario (la misma cama y posiciones sexuales), aunado a factores como la televisión encendida, el celular, estar cerca del cuarto de los niños u otras personas que los escuchen, entre otros, impidiendo la fluidez del encuentro.

Ansiedad: Desear cumplir con las expectativas de la relación sexual: satisfacer a la pareja, ser un buen amante, pensar si le gusta o no, tener la idea de durar mucho o el orgasmo como algo obligatorio, ideas que paradójicamente impiden que se disfrute el encuentro y hasta pueden generar disfunciones sexuales en hombres y mujeres.

Desnudez y percepción del cuerpo: A la mayor parte de las personas le afecta no cumplir el estereotipo físico e ideal de “belleza” que nos venden en los medios de comunicación, por ello, no se sienten cómodos al estar desnudos y ser tocados por sus parejas, lo que impide disfrutar plenamente de las caricias y besos que reciben, y sólo estar pensando en la evaluación negativa de su compañero/a sexual.

Falta de comunicación: Aceptar o rechazar el encuentro sexual, proponer determinada práctica, hablar de las fantasías sexuales, decir cómo quiero que me toquen, decir que se desea más estimulación en determinado lugar, etc, son imprescindibles para el disfrute de ambos, por ello, la ausencia de esta información provoca una insatisfacción sexual que irá en aumento.

Comportamiento cultural: Aquí hablamos de lo que hemos aprendido acerca de lo que deben ser y hacer hombres y mujeres en las relaciones sexuales, las ideas y actitudes que tenemos frente a determinadas prácticas, lo que se considera correcto o inmoral, desagradable o excitante y que van marcando la aceptación o negación de la exploración y placer sexual.

Falta de apertura al cambio: Son muchas las personas que desean hacer cambios en su vida sexual, como: atreverse a ir a un motel, tener relaciones en lugares peligrosos, usar ropa sexy, etc, pero que tienen temor a la negativa de sus parejas o que se sienten frustradas porque lo han intentado y han recibido desconfianza en frases como “¿y eso dónde lo aprendiste?” “¿tienes a otra persona?”

Como puedes ver, para disfrutar de las relaciones sexuales es necesario evaluar, qué puede estar obstaculizando tus encuentros y trabajar en ello. Si depende de ti, y sabes que tu vida sexual y de pareja está resultando afectada, te invito a contactar con tu “Yo Sexual”, explorar tus deseos y fantasía sexuales, dejando de lado todo aquello que te impide disfrutar de tus sensaciones. Podrías prácticar yoga para contactar con tu cuerpo y estar en armonía, así como, buscar ayuda sexoterapéutica si lo consideras necesario.

Si observas que ambos miembros de la pareja, aportan para que su vida sexual se esté deteriorando, los invito a buscar terapia de pareja, preferiblemente un terapeuta sexual, que les enseñe a reencontrarse en un nivel erótico-sexual como tal vez nunca lo han hecho.
Recuerda que dejar fluir es el secreto para disfrutar.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: