HomeActualidad¿Por qué celebramos el Día del Trabajo?

¿Por qué celebramos el Día del Trabajo?

¿Por qué celebramos el Día del Trabajo?

Este día diversos sindicatos en el país salen a las calles para exigir el cumplimiento de sus derechos laborales, mejores condiciones para el trabajador como un mejor salario y prestaciones, además de un alto a las violaciones de su contrato.

Pero, ¿por qué el 1 de mayo?

En México se celebra el Día del Trabajo desde 1913, gracias a la Casa del Obrero Mundial, el cual fue instaurado para que se respeten los derechos de los que laboran. En algunas partes del mundo también es conocido como Día Internacional del o los Trabajadores.

Fue elegido el primero de mayo para rendir homenaje a los Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas que fueron condenados en Estados Unidos por su participación en una huelga que se inició el 1 de mayo de 1886 en todo el país.

Tanto en Chicago, como en algunas otras partes del país, pedían jornadas laborales de ocho horas y mejores condiciones laborales, sin embargo el 4 de mayo se dio la Revuelta de Haymarket, cuando una bomba explotó en las protestas.

Aunque 200 trabajadores quedaron lesionados y un gran número fallecieron, también murieron siete policías y más de 60 quedaron lesionados, lo que provocó que las autoridades persiguieran a los líderes, quienes en su mayoría eran de ideología anarquista, por lo que fueron ejecutados.

Otros miles fueron despedidos, detenidos, procesados. La mayoría eran inmigrantes italianos, españoles, alemanes, irlandeses, rusos, polacos y de otros países eslavos.

En 1889 el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, propuso el 1º de mayo como fecha conmemorativa para el “Día Internacional del Trabajador”.

En México fue en 1913 cuando se celebró el primer desfile obrero el 1 de mayo, en el que participaron de más de 25 mil trabajadores. Durante el periodo posrevolucionario, los organismos obreros mexicanos crecieron en número y fuerza.

A la fecha la conmemoración del 1 de mayo se convirtió en una celebración vigorosa y tradicional, en la que lo mismo se apoyaba al gobierno, que se le exigía el cumplimiento o mejora de las leyes laborales y se hacían públicas las demandas económicas y sociales de los obreros.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: