HomeOpinión 3.0Presupuesto estatal 2020. Primer round de sombra
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp

Presupuesto estatal 2020. Primer round de sombra

El cierre de año se anuncia con tambores de guerra en el Congreso del Estado, ya que el gobernador Silvano Aureoles Conejo nuevamente ha lanzado la manzana de la discordia al centro de los grupos parlamentarios: propone que le autoricen cobrar  seis nuevos impuestos el próximo año

Mas que una propuesta seria parece una provocación del Ejecutivo a los diputados, ya que se trata de las mismascargas fiscales que, bajo presión social, tuvieron que ser derogadas por el Legislativo: los llamados impuestos ecológicos, y los cedulares que implican pagos por prestación de servicios profesionales, y por actividades empresariales.

En 2018 fueron aprobados por diputados del PRD, PRI, PAN, PVEM, Movimiento Ciudadano, PT y una de Morena que para poder pronunciarse a favor de la miscelánea fiscal de Silvano Aureoles optó separarse de su bancada; sin embargo, ante la inconformidad de diversos sectores sociales estos legisladores tuvieron que recular y anular los impuestos.

Resulta complejo encontrar explicación lógica a este nuevo lance de Silvano Aureoles, ya que será difícil que los diputados que fueron sus aliados en 2018 vuelvan a darsu apoyo incondicional al Gobernador, porque resultaría muy complicado para ellos justificar su falta de congruencia expresada en un voto a favor de los nuevos impuestos.

¿Se dejarán arrastrar los diputados por la impopularidad de Silvano?

En todas las encuestas, echas por empresas “patito” – como las descalifica el propio perredista- o por firmas prestigiadas, Silvano se mantiene como el gobernador peor evaluado, disputándose la vergonzosa distinción con El Bronco que tampoco tiene satisfechos a los neoleonenses. La política fiscal que pretende implementar en el 2020 no ayudará al michoacano a mejorar su aceptación entre los ciudadanos, y mucho menos a ganar la simpatía del electorado que le pasaría la factura al PRD en el proceso electoral del 2021.

Pudiera parecer mezquino el pretender valorar la factibilidad de aprobar nuevos impuestos con la balanza de la utilidad electoral, pero esa es la lógica política. Si no, cuestionemos: ¿Por qué querría Silvano recaudar más recursos en el año previo a la contienda electoral en Michoacán? No tenemos certeza de sus razones, pero loque si sabemos es que el gobernador dejó en el aire la promesa de beneficiar a la estructura perredista con programas sociales, productivos y de empleo en el 2020.

Nuevamente, Gobierno del Estado delata inconsistencias en su propuesta de política fiscal, ya que en la Ley de Ingresos 2020 proyecta tener una recaudación de 1 mil 558 millones de pesos en impuestos; es decir, 255 millones de pesos menos que el presente año. Esto quiere decir que su estimación no considera los ingresos que se obtendrían con la aplicación de las 6 nuevas cargas fiscales que pretenden imponer a los michoacanos, por lo que el uso de ese recurso se haría de manera discrecional, y en completa opacidad. Silvano Aureoles está pidiendo a los diputados que le otorguen un cheque en blanco.

Si la LXXIV Legislatura aprueba los nuevos impuestos, los diputados se quedarían con el descredito, y el Gobernador Silvano Aureoles con el dinero, a menos que fuera cierto ese dicho popular de que en fin de año, los congresistas cotizan alto en la bolsa legislativa.

Son tan endebles los argumentos en que se basa lapropuesta de crear nuevos impuestos que podríamos pensar que la primera versión de la Ley de Ingresos entregada al Congreso solo es un round de sombra para desgastar a la oposición en un falso debate, y quizá la verdadera controversia venga con el alcance al paquete presupuestal, en forma de solicitud de deuda pública.

   

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: