HomeDerechos HumanosEn proceso de extinción, el Otomí en Michoacán

En proceso de extinción, el Otomí en Michoacán

Un aproximado de 85 personas son las que aún son hablantes de la lengua Otomí en la zona oriente de Michoacán, en especial en las comunidades de San Felipe los Alzati, San Francisco Curungeo y Zirahuato en el municipio de Zitácuaro. La gran mayoría de estas personas son adultos mayores y los restantes son jóvenes adultos, esto sin contar a los fallecidos recientes.

El estudio se realizó a mediados del 2019 durante un encuentro de hablantes organizado por la radiodifusora XHTUMI “La voz de la sierra oriente” del Instituto Nacional de los Pueblos indígenas donde se realizó una investigación para saber cuántas personas hablantes existían. “Es un dato preocupante, para nosotros que buscamos preservar y fortalecer a través de la radio, nos sorprendió y es una situación alarmante; de esa fecha para adelante hemos tenido una serie de muertos y con esto ha ido disminuyendo el número de hablantes, es una carrera que ya vamos perdiendo”, afirma en entrevista Gerardo Sánchez Cayetano, director de la radiodifusora.

“Vamos a perder toda la memoria e historia de este pueblo; la historia de la música, de las danzas y rituales; la lengua es la ventana para asomarnos a ese mundo y quizá lo veremos en los libros pero ya no podremos escucharlo ni rescatar la historia y la memoria” afirma Gerardo a pregunta relacionada sobre lo que se pierde al extinguirse esta variante de la lengua indígena Otomí en Michoacán.

La XHTUMI, es una radiodifusora ubicada en la carretera Federal Tuxpan-Zitácuaro y sus funciones son la de la preservación y difusión de la cultura Mazahua-Otomí, incluido la lengua y las tradiciones. Desde ahí, Sánchez Cayetano y el equipo técnico, se dan a la tarea de hacer programas en lengua indígena y en español y como en este caso, a a realizar radiografías de la situación de sus propias culturas.

Estas dos etnias indígenas(Mazahua y Otomí) habitan en la zona oriente de Michoacán y se suman junto al purépecha y a la Nahual a las cuatro que se encuentran a lo largo del estado.

Según las cifras en el sitio web del municipio de Zitácuaro, la tenencia de San Felipe de los Alzatí cuenta con una población de 4927 habitantes, de los cuales solo 85 siguen conociendo y hablando la lengua.

Para Gerardo es necesaria la creación de una comisión donde se incluya a las comunidades y gobiernos en todos sus niveles para preservar la lengua “Gracias a estos Encuentros hemos visto que algunas instituciones se han interesado, y se han organizado talleres dentro de la comunidad” y afirma que se de aprovechar a los hablantes—en su mayoría mujeres—para sacar de la “terapia intensiva” al Otomí.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: