HomeEspecial fotográfico“El pueblo no se equivoca, hay que organizarnos desde abajo”: Marichuy

“El pueblo no se equivoca, hay que organizarnos desde abajo”: Marichuy

“El pueblo no se equivoca, hay que organizarnos desde abajo”: Marichuy

“El pueblo no se equivoca”, consideró María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, vocera del Concejo Indígena de Gobierno, en el acto con el que cerró su gira de tres días por Michoacán en la Plaza de San Francisco en esta capital y donde exhortó “a darnos la mano en este caminar juntos por un nuevo México desde abajo, esa es nuestra propuesta, nuestra palabra, es un mandato que nos han dado y que asumimos con responsabilidad”.

“Formas propias de organización es lo que necesitamos”, llamó la candidata independiente a la Presidencia de la República, al reiterar el mensaje que desde el día 21 en Santa María Ostula, en el municipio de Aquila, el 22 en la Meseta Purépecha y este jueves en la capital del estado, lanzó a la población y no precisamente para buscar firmas de adhesión como condición del Instituto Nacional Electoral, sino “para visibilizar” –como ha insistido también-, el despojo de territorios y recursos de los pueblos originarios, la inseguridad ligada la delincuencia organizada y la manipulación, defenderse pero con la mira clara en que “el enemigo no está entre nosotros, está afuera, arriba, en el poder”, al referir que la lucha es en contra del capitalismo y que ésta es una lucha global.

“Necesitamos que caminen con nosotros, necesitamos que ustedes busquen formas desde la ciudad, porque también hay niños y son los que necesitan tener una vida más tranquila, y a ellos hay que heredarles no lo que está pasando ahorita, sino algo diferente, por eso nuestra palabra es lo que les traemos, no les traemos cachuchas, plateras, despensas o todo lo que dan, les traemos la palabra y queremos que se la queden en el corazón, la lleven a sus barrios, colonias, ciudad, y la platiquen y se pingan de acuerdo porque urge que nos demos la mano y caminemos juntos construyendo juntos ese poder desde abajo”.

Desde el punto donde el virrey Antonio de Mendoza decidió la fundación de la Antigua Valladolid, ante varios centenares de asistentes, Marichuy apeló a la reconstrucción de México, “muy destrozado, porque ya está claro que a los de arriba no les interesa ni lo van a hacer, nos toca a nosotros hermanos, está en nuestras manos el destino de este país”.

De las ruinas “que está dejando el sistema capitalista, tenemos que reconstruiros, pero en nuestras formas, porque las que nos han impuesto no sirven; cuántos presos, cuántos muertos, cuantos encarcelados y no hay solución y no lo quieren ver porque saben que los verdaderos peligrosos los quien sueltos, y a los que están luchando por la vida, los quieren encerrados”.

Ante la atención de los presentes, Marichuy dijo que “queremos que retiemble la tierra, que salga desde los centros y que esos centros están en las familias, en los barrios, en las colonias y en la ciudad y están en todo el mundo, porque no solamente es México, es todo el mundo donde está este sistema capitalista, que es como ese monstruo que está afianzado, vamos juntos a destruirlo hermanos, antes de que nos destruya a todos”.

Reiteró que en el recorrido realizado por varios estados del país, “lo único que hemos escuchado son dolores por todos lados, pero también hemos escuchado organización, que hay gente que se organiza y ya no está dispuesta a seguir aguantando esto y queremos decirles que los pueblos que hemos caminado por más de 20 años en el Congreso Nacional Indígena, dijimos que ya no estamos de acuerdo en lo que están decidiendo los de allá arriba, los que tienen el dinero y tienen el poder, que es lo mismo, y ellos que cada seis años se cambian el poder de mano en mano, ellos son los que deciden qué se hace con el pueblo abajo, modifican leyes, hacen las reformas, todo con el fin de garantizar que se sigan quedando con las riquezas de este país, todo para dividirnos, para asustarnos y que no alcemos la voz, que nos mantengamos agachados pero hemos dicho ya basta”.

Los problemas que viven los pueblos originarios, manifestó, “también los están sufriendo en la ciudad”, por lo que dijo que la propuesta del Concejo Indígena de Gobierno para el proceso electoral de este 2018, “es para construir ese poder desde abajo, porque es necesario y urgente, porque no les vamos a dejar que sigan imponiendo desde arriba, que sigan imponiendo sus formas diferentes de vida, que ya no nos dejemos imponer esos modelos que han creado y que solamente son para ellos”.

Otras formas, señaló, “deben surgir desde abajo. El pueblo no se equivoca, solo que nos tienen confrontados, divididos y pensamos que el enemigo es el que está pensando diferente que yo, y no, el enemigo ni está aquí, está arriba en el poder y está fuera del país”, punto en el que llamó a “reconstruirnos desde abajo”.

Antes de que Marichuy dirigiera su discurso, hablaron cuatro concejales, una de Ostula, otro de Arantepakua, por el estado de Michoacán, además de un indígena náhuatl del estado de Veracruz y una mujer que se identificó como “mazateca residente en la Ciudad de México”, todos en el tono por la defensa de los recursos naturales y en contra del crimen organizado que amenaza e invade a las comunidades.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: