HomeSeguridadQueman vivo a perro amarrado en Apatzingán; «Estaban riéndose» dice testigo

Queman vivo a perro amarrado en Apatzingán; «Estaban riéndose» dice testigo

Queman vivo a perro amarrado en Apatzingán; «Estaban riéndose» dice testigo

Morelia, Michoacán.- En el municipio de Apatzingán, se registró un nuevo caso de maltrato animal, en el que un perrito fue quemado vivo, a plena luz del día, en una vía pública.

Los hechos ocurrieron al medio día del pasado jueves en la colonia Los Arquitos, donde un hombre y una mujer de entre 40 y 50 años de edad, que circulaban en una camioneta roja de redilas, descendieron de su vehículo junto a un peludo al que ataron a una reja y después le rociaron gasolina para finalmente, prenderle fuego.

Michelle Ortiz, una joven que pasaba por la carretera de terracería donde se estacionaron los agresores, observó justo el momento en que el hombre y la mujer quemaban lo que parecía ser un bulto de basura, pero al percatarse de que entre las llamas algo se movía, prestó atención y descubrió que se trataba de un animal.

“Al perro lo amarraron de una malla para que no corriera, y ahí lo prendieron. Le pusieron un plástico para que se quemara más rápido. Me regresé para ver y ellos agarraron la garrafa, se subieron a la camioneta y se fueron. Cuando llegué el perro aún movía los pies, gritaba, aullaba, pero ya no alcancé a hacer nada por él”, lamentó.

De acuerdo al relato de la habitante de Apatzingán, mientras el perro aullaba por el dolor de las quemaduras, sus maltratadores “estaban riéndose”, acto que incluso, llevaron a cabo enfrente de unos niños que jugaban en la zona y quienes también atestiguaron el sufrimiento del perro.

Michelle logró captar un par de videos del peludo envuelto en llamas, que compartió en redes sociales para denunciar lo ocurrido, publicación que causó molestia entre los usuarios de Facebook.

De acuerdo a datos de la Fiscalía General del Estado (FGE), en lo que va de 2022 únicamente se ha denunciado un caso de maltrato y crueldad animal en la región de Apatzingán.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: