HomeDerechos HumanosSaber «¿porqué?», el gran pendiente para víctimas del 15-S

Saber «¿porqué?», el gran pendiente para víctimas del 15-S

Saber «¿porqué?», el gran pendiente para víctimas del 15-S

Tras el protocolo, los discursos, el desfile de funcionarios, los micrófonos y las cámaras, Aurora y José abrazados hicieron guardia frente a la placa ubicada en la Plaza Melchor Ocampo de Morelia, y que permite la memoria en metal de los atentados ocurridos el 15 de septiembre de 2008 en la capital michoacana.

Ese día José perdió a su madre y días después a su sobrino, víctimas ambos de las heridas generadas en sus cuerpos  por la granada de fragmentación que detonó a un par de metros de ellos, mientras gritaban vivas por la independencia nacional.

Más allá, a un costado de la fuente, Paz llora abrazada junto a su hija, han transcurrido once años y hacer frente al lugar en que sus vidas adquirieron un rumbo diferente al que habían pensado hacen flaquear el ánimo, doler la memoria.

Luego de años de peregrinar, solicitar apoyos y atención por sus afectaciones físicas, las víctimas lograron que la mirada gubernamental finalmente volteara hacia ellas, y empezara a cumplir aquello con lo que de inicio se comprometió.

Ahora la necesidad de justicia se asoma en su ánimo, el saber «¿porqué?», el conocer porqué hasta el momento no se sabe nada, porqué tantos años de silencio.

Para la Federación ese 15 de septiembre está en el pasado, tanto que, José recuerda cómo las víctimas de los llamados granadazos ni siquiera aparecen en el Registro Nacional de Víctimas, como si no existieran, como si no fuera un pendiente de justicia nacional.

Por ello el camino ahora se enfila en su reconocimiento como víctimas en lo nacional, no sólo porque esto permitirá que la Federación asuma sus responsabilidades para con ellos, sino también para lograr una justicia integral, para que se investigue, para saber ¿qué pasó? y ¿por qué pasó?.

José, Aurora y Paz, como otros de sus compañeros que son víctimas, a once años de lo ocurrido no tienen reporte oficial alguno de las pesquisas realizadas, no conocen la carpeta o las líneas de investigación del caso, no tienen idea si el asunto se enterró junto con tantos otros casos que ocurren en México.

La única información legal con que varios de ellos cuentan, tiene que ver con un juicio de amparo promovido por una de las personas que fueron presentadas en su momento como responsables materiales de los hechos, esos que resultó que fueron sometidos a torturas, implicados mediante el uso de la fuerza, expuestos a nivel nacional pese a que ni siquiera estaban en Morelia ese 15 de septiembre.

La necesidad de justicia hoy se hace presente más que nunca en el ánimo de las víctimas, la memoria no falla mientras la mirada de José y Aurora se pierde en el rojo de las rosas que cubren la placa en el corazón de la ciudad.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: