HomeSeguridadSacerdote de la Diócesis de Apatzingán denuncia amenazas de un grupo armado

Sacerdote de la Diócesis de Apatzingán denuncia amenazas de un grupo armado

Sacerdote de la Diócesis de Apatzingán denuncia amenazas de un grupo armado

Michoacán.- El sacerdote José Luis Segura Barragán, responsable de la Vicaria Fija del Sagrado Corazón, ubicada en La Loma, Jalisco, denunció haber sido objeto de amenazas por un grupo armado que opera en esa localidad, y exigió a las fiscalías estatal y federal que brinden seguridad a los feligreses.

En una misiva dirigida al fiscal general de la República, Alejandro Hertz Manero y al fiscal del estado de Jalisco, Luis Joaquín Méndez Ruíz, el religioso narró que el pasado viernes, mientras celebraba una misa consagrada en honor a los sacerdotes víctimas del crimen, cerca de nueve hombres armados irrumpieron en la capilla de Zipoco, en el municipio de Santa María del Oro.

El padre José Luis Segura indicó que a fin de no interrumpir la celebración dedicada a las víctimas de la violencia, no impidió que los hombres armados ingresaran a la capilla.

Al culminar la eucaristía, el párroco adscrito a la Diócesis de Apatzingán, acompañado de su asistente, salieron del recinto religioso, momento en el que los criminales lanzaron intimidaciones en su contra.

«Una irrupción como la que ahora relato nunca la había experimentado en mi vida como ministro de la iglesia católica, al concluir la celebración de la santa misa, yo y mi acompañante salimos de la capilla y pudimos escuchar una serie de improperios y amenazas lanzados por el individuo que al parecer lidera el grupo armado que mencioné, un hombre de unos 35 años de edad aproximadamente», detalló Segura Barragán.

Frente al grupo de creyentes que había acudido a escuchar la misa, los delincuentes expresaban su interés por dialogar con el religioso, y afirmaban que «él y su grupo controlan esas tierras y que son originarios de Colombia», expuso.

José Luis Segura hizo un llamado a la FGR y la FGE de Jalisco, así como a las autoridades estatales y federales responsables del resguardo de las libertades de culto, de expresión y de tránsito, «para que tomen todas las acciones pertinentes para el resguardo de esas garantías individuales y la protección de la población de la vicaría a mi cargo», puntualizó.

El cura, con más de 30 años en el sacerdocio, y quien antaño se encontraba asignado a la región Tierra Caliente de Michoacán, particularmente en el municipio de Buenavista, destacó que no solicitará a la Diócesis de Apatzingán su retorno a territorio michoacano, pues ello incumpliría con la vocación religiosa a la que ha consagrado su vida.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: