HomeActualidadSi se extingue Lago de Cuitzeo, probablemente se pierdan otros lagos de Michoacán y México, advierte investigador

Si se extingue Lago de Cuitzeo, probablemente se pierdan otros lagos de Michoacán y México, advierte investigador

Morelia, Michoacán.- La sequía del Lago de Cuitzeo, considerado como el segundo cuerpo de agua más grande de México, traería consigo la extinción de otros importantes lagos de Michoacán y la zona centro del país, alertó Arturo Chacón Torres, investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

El profesor del Instituto de Investigaciones sobre los Recursos Naturales de la UMSNH, asegura que las afectaciones a ese manto acuífero iniciaron desde 1880 aproximadamente, con la edificación de la primera calzada, posteriormente, se inició la construcción de la autopista México-Guadalajara y en la década de 1980, se otorgaron permisos de cambio de uso de suelo.

Estos tres daños, aunado a que es mayor la evaporación que la precipitación (lluvia, llovizna, granizo), influyeron para que hoy, el cuerpo de agua estratégico en la zona, de una edad de 8 millones de años y una extensión de 420 kilómetros cuadrados, se encuentre en riesgo de desaparecer.

“No tenemos muchos lagos de esa extensión, solamente es superado por el Lago de Chapala, pero además por el lugar donde se encuentra (beneficia) a Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes y Jalisco, que son estados no privilegiados por los recursos hidráulicos; de hecho, dentro de pronto se espera que parte del centro de México entre en una crisis del agua”, advirtió el experto.

Desde hace más de 40 años, Chacón Torres estudia el Lago de Cuitzeo y su impacto ambiental y añade, que el Lago de Cuitzeo, que posee una cuenca de captación de agua de 4 mil kilómetros cuadrados, debería de tener suficiente agua para mantenerse en un nivel mínimo de agua, de un metro a metro y medio.

La crítica situación en la que se encuentra el Lago de Cuitzeo, preocupa aún más si se considera que junto a ese depósito natural de agua, están en riesgo otros lagos de Michoacán y del país.

“Si nosotros perdemos Cuitzeo, probablemente perdamos Pátzcuaro, y también perdamos Zirahuén, y también podamos perder otros cuerpos de agua que se encuentran en Tlaxcala, en Hidalgo, en Estado de México”, precisó.

Arturo Chacón explicó que actualmente, Michoacán aporta a la Ciudad de México cerca del 30 por ciento del agua potable que recibe “y en cambio no ha recibido un solo peso de retorno para servicios ambientales”, lamentó, por lo que “con ese comportamiento de no cuidar los cuerpos que están produciendo agua, la Ciudad de México está también a punto de recibir una disminución”, adelantó.

Estimaciones del gobierno de Michoacán, apuntan que para el rescate del Lago de Cuitzeo se requieren 3 mil millones de pesos, pero el investigador considera que la inversión podría ser menor si se toman otras acciones, como un reordenamiento de uso de suelo, reforestación y un mejor manejo del agua.

 SEQUÍA EXILIA A POBLADORES

La sequía del Lago de Cuitzeo, ha cobrado sus facturas e impactado también en la economía y salud de los habitantes de las comunidades ubicadas en la ribera.

Tradicionalmente y desde épocas ancestrales, la pesca era la actividad primaria de esta región, pero actualmente, los pobladores se ven obligados a buscar el sustento fuera de sus comunidades, pues ante la falta de agua, la agricultura tampoco es viable.

Mario Chávez, presidente de una cooperativa de pescadores del municipio de Álvaro Obregón, señala que desafortunadamente algunos habitantes salen a buscar en la ciudad de Morelia cualquier empleo o “lo que ´haiga´”.

“Se acaban de ir algunos pescadores a Estados Unidos, arriesgando sus vidas y todo eso a buscar como dice el dicho, el sueño americano”, cuenta Mario.

Otros habitantes consideran que aún con una buena temporada de lluvias, la recuperación del lago y la reproducción de las especies que ahí habitaban, será lenta.

“No hay vida en el lago, no tenemos nada prácticamente. Se recupera y se viene otra vez la sequía y es cuestión de no acabar. En este lago tenemos charal, tilapia, carpa y rana nativa de aquí del lago. Aquí había mucho pato canadiense, pero desgraciadamente ahorita ya no emigran a aquí”, lamentó Rafael Vázquez, pescador de la zona.

Autoridades de la región y habitantes, afirman que otro de los problemas que enfrentan los pobladores de los seis municipios que rodean al lago, son las tolvaneras.

Esos espirales de polvo dispersan virus y bacterias que generan enfermedades gastrointestinales, pulmonares, dermatológicas y oftalmológicas, señalaron.

Los habitantes resguardan puertas y ventanas con plásticos, para evitar lo más posible, que la sequía del lago, haga más estragos al hombre, el verdugo de ese manto acuífero.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: