HomeActualidadSe mantiene la informalidad como principal soporte del mercado laboral en el estado

Se mantiene la informalidad como principal soporte del mercado laboral en el estado

Se mantiene la informalidad como principal soporte del mercado laboral en el estado

Un “endeble” mercado laboral subsiste en el estado, con predominio de la informalidad en un 71 por ciento de la actividad económica, donde 7 de cada 10 trabajadores se ubican en ese sector, lo que a nivel nacional evidencia que el mercado formal “no ha sido lo suficientemente capaz de incorporar a todas las manifestaciones de bienes y servicios”. Además de evasión fiscal, la informalidad conlleva la desprotección laboral y la pérdida de derechos para un sector alimentado por amplias capas de desempleados y visto como una medida de sobrevivencia.

El fenómeno en particular, estima un estudio del Colegio de Economistas del Estado, se polarizó en estados como Michoacán, Guerrero, Veracruz, Morelos, Tabasco, Campeche, Chiapas y Oaxaca, que “se aislaron” del proceso del proceso de liberalización y apertura económica y comercial iniciado en 1983, “en buena parte por la dependencia de los ingresos petroleros y también por comodidad y pasividad de los gobiernos y empresarios locales”.

Heliodoro Gil Corona, coordinador de Proyecto Estratégicos del CEEM, señaló que por la tendencia desde 2008 al 2018, la informalidad laboral “es el principal soporte del mercado laboral estatal”. En el año anterior, la informalidad ascendió a un millón 984 mil 097 puestos, en tanto que la formalidad “representó el 30.1 por ciento (596 mil 667 trabajos productivos)”.

En la presentación del informe en la Facultad de Economía de la Universidad Michoacana, el especialista apuntó que el contrapunto de esta situación lo representa el que la informalidad laboral “representa el principal boquete del mercado de trabajo, no aporta ingresos a la hacienda estatal y cuyos trabajadores no gozan de prerrogativas de seguridad social como servicio médico, primas de antigüedad, vacaciones remuneradas, aguinaldos, créditos para vivienda y fondos para el retiro”.

Al abundar en la precarización de las condiciones laborales, Gil Corona señaló que en el 2018, en el rango de salario entre más de uno y hasta dos salarios mínimos, en los trabajadores formales se ubicó al 25.1 por ciento (149 mil 941 personas), en tanto que en los informales se agrupó al 37.2 por ciento, 515 mil 912 trabajadores, del total de los empleos informales en ese año, con lo que los trabajadores con ingresos de menos de un salario hasta dos salarios mínimos, “integran el grueso de la precariedad salarial estatal” y se refleja en que “un millón 023 mil 881 trabajadores formales e informales no contaron con ingresos para comprar la canasta básica”.

El economista planteó que aunque la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo reportó para el 2018 “un ligero aumento en la tasa del empleo estatal, en donde el trabajo formal crece un 3.6 por ciento y el trabajo informal sube 2.1 por ciento (…), en valores absolutos la informalidad laboral experimenta un incremento de 28 mil 438 puestos de trabajo cuyo nivel pasa de un millón 358 mil 992 a un millón 387 mil 430 de 2017 a 2018”.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: