HomeTecnologíaSpaceX y Google unen fuerzas

SpaceX y Google unen fuerzas

Por: Lucía Torres

 

Esta colaboración entre Google Cloud y Starlink (servicio de internet por satélite de Spacex) establecerá la infraestructura necesaria para proporcionar a las empresas que usen sus servicios, datos de alta velocidad, incluido el acceso seguro a la nube y la infraestructura de banda ancha.

El objetivo es proporcionar el servicio de conexión web a ubicaciones rurales y remotas a través de la nube de Google. Hasta la fecha, SpaceX ha lanzado más de 1.700 satélites Starlink, que formarán parte de la constelación de banda ancha. Los centros de datos de Google ayudarán a la red Starlink de SpaceX a habilitar Internet y el servicio en la nube en cualquier parte del mundo.

El público objetivo principal del servicio serán organizaciones geográficamente aisladas, agencias del sector público o empresas multinacionales. Esta capacidad permitirá a los trabajadores operar desde cualquier lugar del mundo, teniendo acceso a aplicaciones en la nube o servicios en la nube, como análisis basados en inteligencia artificial o herramientas de aprendizaje y procesamiento de lenguaje natural.

Los representantes de Google, dijeron que la constelación de Starlink permitirá el intercambio de datos o el uso de aplicaciones distribuidas para fines de 2021. Este tipo de acuerdo es el primero para Google o cualquier otro proveedor de servicios en la nube, ya que se basa en gran medida en la vinculación de la red interna del centro de datos de Google, en lugar de simplemente subcontratar funciones como la potencia informática o las fuentes de datos.

El potencial de esta tecnología para conectar la nube a un sistema de conectividad universal seguro es sin duda enorme. El acuerdo con SpaceX rediseñará en gran medida las capacidades de conectividad de Google. Starlink no necesita torres de telefonía celular para funcionar, ya que los dispositivos de los clientes se comunican con los satélites y luego los satélites se conectarán a los centros de datos de Google dentro de esos centros de datos.

Junto a los muchos aspectos positivos, la iniciativa Starlink también presenta algunos puntos problemáticos inevitables. Primero, la reflectancia de los satélites, que generalmente viajan en fila, son muy reconocibles en el cielo y son una fuente de ruido de luz para las observaciones astronómicas. Elon Musk dijo que el problema pronto se resolverá mediante el uso de pinturas mate y oscuras para los satélites.

En cualquier caso, la iniciativa conjunta de los dos gigantes tecnológicos promete un nuevo salto cuántico en nuestra capacidad para acceder a la información desde cualquier lugar del mundo y abre un nuevo e interesante frente para el desarrollo empresarial.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: