HomeActualidadUn 30% de la población con obesidad tiene síndrome alimentación nocturna

Un 30% de la población con obesidad tiene síndrome alimentación nocturna

Un 30% de la población con obesidad tiene síndrome alimentación nocturna

Notimex / Foto: Getty Images

“Estas personas no desayunan y para el medio día y la tarde comen cualquier cosa, de manera que en la noche tienen un apetito excesivo y lo satisfacen con todas las calorías que no tuvieron durante el día”, señaló Esmeralda Yelisse García, experta.

 La experta Esmeralda Yelisse García Ortega dijo que hasta 30 por ciento% de la gente con obesidad presenta síndrome de alimentación nocturna, trastorno en el que las situaciones de ansiedad, estrés y depresión constituyen importantes precipitantes.

La especialista adscrita al Hospital de Gineco-Obstetricia del IMSS en Jalisco añadió que como en otros trastornos alimentarios (anorexia, bulimia, e incluso los llamados atracones), la población más susceptible está conformada por mujeres, con 39 años de edad en promedio, aunque también suele ocurrir en la adolescencia.

Mencionó que 30 por ciento de las personas con obesidad lo padece, pero no necesariamente la totalidad de quienes lo presentan está excedida de peso.

Estimó que entre 1 por ciento y 3 por ciento de la población en general tiene este síndrome, entre cuyas particularidades más conocidas está el hecho de preferir alimentos ricos en grasas y calorías.

“Estas personas no desayunan y para el medio día y la tarde comen cualquier cosa, de manera que en la noche tienen un apetito excesivo y lo satisfacen con todas las calorías que no tuvieron durante el día”, señaló.

Manifestó que es también muy común en este tipo de personas la presencia de depresión, de ahí que el abordaje del síndrome de alimentación nocturna requiera la participación de psicólogos, psiquiatras y nutriólogos.

“Si la depresión es muy profunda va a necesitar del psiquiatra, si no lo es tanto, el tratamiento es psicológico, pero invariablemente debe contarse con la participación del nutriólogo”.

Indicó que el nutriólogo se encarga de hacer una especie de diario con los alimentos que el paciente incluye en su dieta y a qué hora los consume.

“Con este diario, el paciente regresa con el psicólogo o el psiquiatra para establecer los sentimientos que presentaba mientras comía o incluso cuando omitía los alimentos y así iniciar el tratamiento”.

Detalló que cansancio, párpados caídos, irritabilidad y poca tolerancia a la frustración, además de obesidad en algunos de ellos, se ubican entre las características de quienes padecen este síndrome, el cual necesariamente amerita un abordaje especial”.

Dijo que aunque tras estas personas hay situaciones de estrés, ansiedad y depresión muy marcadas, no hay una definición precisa que permita establecer si es una cuestión fisiológica o psicológica.

Agregó que sin embargo, lo que se ha evidenciado es que los antecedentes familiares del síndrome de alimentación nocturna parecen influir de manera muy importante en su desarrollo y no tanto por una herencia biológica, sino por patrones de imitación.

Recomendó evitar situaciones de estrés que a su vez detonarán desajustes en los horarios de alimentación, “es importante no omitir ninguna de las comidas recomendadas a lo largo del día, que son cinco: tres principales y dos refrigerios, y es fundamental que la cena sea por lo menos tres horas antes de ir a dormir”.

“Ante los síntomas, es fundamental buscar apoyo profesional para evitar todas las repercusiones de este síndrome que definitivamente deterioran la calidad de vida de la persona”, concluyó.

Sin comentarios

Tu opinión nos importa, deja tu comentario: