HomeEspeciales 3.0Violencia de género, fuera de radar para la Fiscalía en caso de Nayeeli Ocampo

Violencia de género, fuera de radar para la Fiscalía en caso de Nayeeli Ocampo

Para la Fiscalía General del Estado, la violencia de género es un tema fuera de radar en el caso de Nayeeli Ocampo Tapia, víctima de agresiones y amenazas por parte de su expareja Rafael R.

Su caso no encontró eco en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de Violencia familiar y de Género pese a los antecedentes legales de agresiones en su contra. El asunto se encausó por el delito de amenazas, y frente a la petición de Nayeeli para que se aplicara perspectiva de género, la respuesta del Ministerio Público fue referir que no estaba especializado en la materia.

El pasado 25 de octubre, se llevó la audiencia para la vinculación a proceso de Rafael, esto luego de trascurrir 17 meses desde que Nayeeli presentó la denuncia respectiva ante el Ministerio Público.

Para ella, la audiencia y la vinculación a proceso de su agresor fue todo un logro, ya que desde un inicio, en la Fiscalía le advirtieron que los casos por amenazas nunca se judicializan.

La ausencia de la perspectiva de género para la Fiscalía y la asesoría victimal otorgada por la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, contrastaría en la audiencia con la postura del juez Mauricio Wilfrido Cruz Navarrete, quien puso sobre la mesa el asunto.

 

El caso

 

El 17 de marzo de 2020, Rafael se enteró que Nayeeli tenía una nueva pareja; pese a que llevaban cuatro años separados la noticia no le habría sentado bien, por lo que vía whatsapp le mandó mensajes que derivaron en el caso por amenazas que hoy se sigue en su contra.

“Una pared con púas atravesará los rosados labios de tu sexo, atravesará tu vientre y tu garganta, y yo, llegaré para mirar tu última mirada, y te seguiré con amor a tu camino hacia el averno”, reza uno de los mensajes recibidos por Nayeeli.

En 2018 ella ya había promovido una denuncia por violencia contra Rafael, para entonces consideraba que los mensajes eran una prueba clara del comportamiento de su expareja: “…no usaré toda mi sucia inteligencia para desfogar ya no mi amor, sino mi odio, contra ti y contra todo lo que esté contigo, sin importarme nuestros hijos, ni las leyes ni nada”, “…sólo buscaré la forma de vengarme y regalarte el dolor que en este momento me estás infringiendo”.

En la audiencia del pasado 25 de octubre, Rafael aseguró que no eran amenazas sino poemas, “soy vegetariano porque soy incapaz de matar a alguien, ni siquiera mentalmente me lo puedo imaginar”, aseguró mientras acusaba que Nayeeli “es una señora con problemas mentales”.

Ella refiere cómo durante los 14 años que vivió con él, fue víctima de golpes y violencia, misma que acabó por replicarse en el comportamiento de su hijo mayor, quien a la larga habría repetido la conducta de su padre agrediendo físicamente a su madre. “Aquí tristemente lo que sucede es eso que llaman alienación parental”, considera Nayeeli.

La separación entre ella y Rafael se suscitó años antes, luego que éste, enojado con las calificaciones de su hijo menor habría intentado golpearlo, interponiéndose ella para evitar la agresión.

El 17 de marzo de 2020 -en que Nayeeli recibió los mensajes de amenaza por parte de Rafael- coincidió con el inicio de la crisis sanitaria por el Covid-19 y las restricciones por el confinamiento, por lo que su querella tuvo que esperar a ser presentada en mayo.

Pero Rafael se adelantaría a la acción, y acudió con su hijo mayor ante la Fiscalía para presentar una denuncia por presunto abuso sexual contra el joven por parte de la pareja de Nayeeli, acusándola a ella como cómplice.

“Antes de que pusieran esa denuncia, me mandó mensajes donde me decía, te propongo que te salgas de las casa, que te vayas a vivir con tu amante y me dejes a mis hijas y yo me voy a vivir ahí con ellas. No le contesté”, refiere Nayeeli.

 

“Todos sabemos lo que socialmente significa una denuncia por abuso sexual contra un menor de edad, lo brutal que eso es, no hay nada más monstruoso que eso. Aunque la denuncia que presentó no prosperó, él ha venido usándola para demeritar las acciones legales que yo he realizado”.

 

En la audiencia del 25 de octubre, Rafael trajo a cuento tal denuncia para argumentar su enojo hacia Nayeeli, “a mi hijo de 16 años lo intentaron violar y no se me ha hecho mucho caso de esa situación, yo no quise seguir, mi vida no es de eso”.

La determinación del juez para vincular a proceso a Rafael, es a juicio de Nayeeli muy importante, “un cambio, porque todo el tiempo ha sido la invalidación a lo que yo venía denunciando, desde 2018 que presenté la primera denuncia, y luego en el juicio que promoví para que él cumpliera con la pensión alimenticia para sus hijos”.

Durante el cierre de la audiencia Nayeeli se lo hizo saber al juez: “su decisión para mí es muy importante, es un hecho histórico en mi vida, y ratifico mi derecho a vivir una vida libre de violencia”.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: